Derechos laborales

Los trabajadores de Starbucks se sindicalizan por primera vez en su historia

Los 'socios' de una de las tiendas de Búfalo, que es la segunda ciudad más grande del estado de Nueva York, han votado a favor de la medida

La primera tienda de Starbucks con un sindicato de trabajadores, en Buffalo, Nueva York.
La primera tienda de Starbucks con un sindicato de trabajadores, en Buffalo, Nueva York. REUTERS

Los trabajadores de una de las tiendas de la franquicia de venta de café Starbucks en Buffalo, la segunda ciudad más grande del estado de Nueva York en Estados Unidos, han votado a favor de formar la primera unión de trabajadores de la empresa del que se tenga conocimiento desde su fundación en 1971. Los empleados, o "socios" como los llama la empresa, venían reclamando sin éxito mejores condiciones laborales al gigante cafetero desde hace años, pero no habían logrado avanzar. En las próximas semanas, se celebrarán votaciones similares en otras 3 tiendas de la localidad.

Hubo diversos conflictos laborales en la tienda de Buffalo en los últimos años. Uno de los más notables fue el despido de una gerente de tienda llamada Brittany Harrison, que trabajó durante cuatro años en la franquicia. Según los trabajadores, a Harrison, que es paciente de cáncer, se le obligó a trabajar enferma, no se le reconoció el sueldo durante la baja por enfermedad y finalmente se le canceló el seguro médico. Harrison intentó impulsar la unión para demandar mejores condiciones pero Starbucks la despidió. Esto impulso a sus compañeros a organizarse para denunciar estas acciones y a consolidar el sindicato, llamado Starbucks Workers United.

Los fundadores de la primera unión de trabajadores dieron una conferencia este jueves 9 de diciembre
Los fundadores de la primera unión de trabajadores dieron una conferencia este jueves 9 de diciembre Reuters

Tras la votación, los trabajadores han presentado un "acuerdo para la igualdad y sostenibilidad", que quieren que la empresa firme. Entre las condiciones del documento se encuentran: el reconocimiento de la unión, la renegociación de los contratos con buena fe para cada uno de los trabajadores, el respeto al "derecho de organizarse" en todas las tiendas, y a ofrecer una relación de "igualdad, sostenibilidad y justicia social".

Rossann Williams, vicepresidenta ejecutiva de Starbucks para Norte América, ha emitido una carta en respuesta a la formación de la unión: "Durante los últimos tres meses en Buffalo, hemos trabajado arduamente para crear la mejor experiencia para los socios de Starbucks. Hemos aprendido mucho sobre los sindicatos y hemos escuchado hablar de "empresas versus socios". Lo que sé es que todos somos socios y todos somos Starbucks. Seguiremos escuchando, seguiremos conectando y seguiremos sirviéndonos unos a otros porque eso es lo que siempre hemos hecho y lo que significa ser socio". La ejecutiva ha destacado que el mismo día se realizaron otras dos votaciones en tiendas de Starbucks, pero que en una se rechazó la formación de la unión y en otra la votación fue cancelada, aunque fuentes de la unión afirman que en la última la sindicalización también ganó.

La campaña para formar la unión fue apoyada también por el senador estadounidense Bernie Sanders, que compartió la iniciativa activamente por redes sociales."El año pasado, Starbucks tenía suficiente dinero para pagarle a su director ejecutivo, Kevin Johnson, 14,7 millones de dólares en compensación total. Eso es más de 1.200 veces lo que pagan a un empleado medio", sentenció en una conferencia el demócrata, para destacar la precariedad de los sueldos de los trabajadores.

Nelson Lichtenstein, director del Centro de Estudios sobre Trabajo, Trabajo y Democracia de la universidad de Santa Bárbara, ha destacado que la importancia de la victoria de Starbucks es tanto ideológica como política. Según el investigador, esto marca un hito para un movimiento sindical que en las últimas décadas rara vez ha prevalecido frente a las grande empresas estadounidenses y podría inspirar una oleada de nuevos esfuerzos de organización, incluidas 50 a 100 tiendas Starbucks más.


Normas
Entra en El País para participar