Protege la integridad de tus tarjetas bancarias.
Protege la integridad de tus tarjetas bancarias.

La ‘dark web’ esconde los datos de 4 millones de tarjetas bancarias: más de 78.000 españolas

VPN Nord publica un inquietante informe sobre la seguridad en internet.

Cuando escuchamos que tal o cual empresa ha sufrido un hackeo tenemos que echarnos a temblar. Sobre todo si tenemos cuenta con ella y, además de los datos personales que hemos completado, encima tenemos activo algún método de pago válido. Y es que gracias a esos golpes de los hackers que, más tarde, la numeración de nuestras tarjetas de débito y crédito se convierten en un bien preciado por el que se paga en la dark web.

Ha sido NordVPN la que ha dado la voz de alarma al publicar una investigación que han llevado a cabo tras analizar más de cuatro millones de tarjetas bancarias (4.481.379) de 140 países que se encontraban a la venta en la dark web, y que estaban a disposición de todos aquellos ciberdelincuentes que quisieran adquirirlas con la intención de probar suerte a continuación, utilizándolas para transacciones delictivas.

Un precio medio de 9,70 dólares

En ese informe también se destaca el precio que alcanzan esa tarjetas en el mercado de la web oscura y que se suelen adquirir por lotes que los delincuentes pueden comprar separadamente. Sin discriminar por territorios, cada una de esas cuatro millones de tarjetas bancarias alcanzan un coste medio de 9,70 dólares. 

Cuidado con la seguridad de las tarjetas.
Cuidado con la seguridad de las tarjetas.

En el caso de nuestro país, el número de tarjetas disponibles para comprar en la dark web se situó en las 78.654, lo que podría no parecer una cifra importante pero que nos coloca en el cuarto territorio más afectado de Europa, justo detrás de Francia, Reino Unido e Italia. En total, el precio medio de cada una de estas tarjetas se situó en los 12,57 dólares y por tipos, las más robadas son las de VISA (46.493), Mastercard (31.247) y American Express (878).

Eso sí, en el ranking de países total el primero es, como podíais esperar, EE.UU., con más de 1.561.739 de tarjetas robadas respecto de las 4.481.379 encontradas a la venta. En segundo lugar aparece con mucha distancia Australia, con 419.806.

“Desde 2014 estamos observando un aumento constante del fraude con tarjetas bancarias en todo el mundo, por lo que decidimos investigar cuánto cuesta una tarjeta bancaria en la dark web, y por qué hay un mercado negro clandestino en auge para ellas", afirma Marijus Briedis, CTO de NordVPN. “La respuesta es que los hackers pueden ganar mucho dinero fácilmente con este tipo de ataques. Incluso si una tarjeta cuesta solo 10 dólares en promedio, un hacker puede ganar 40 millones de dólares vendiendo una base de datos como la que hemos analizado”.

¿Cómo evitar problemas con la tarjeta? La principal recomendación, no compartir su numeración con nadie, no fotografiarla ni enviársela a nadie; no dejársela a ningún trabajador de un establecimiento que nos la solicite y, por supuesto, utilizarla online solo en lugares verificados y de una reputación reconocida. ¿Algo más? En lo posible, mantener un saldo bajo disponible y solo añadir dinero en caso de una compra inmediata.

Normas
Entra en El País para participar