Los fondos europeos, el mejor multiplicador para el crecimiento económico

La secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, considera que la previsión inicial del efecto de las ayudas en el PIB es conservadora

En un evento organizado por BBVA y CincoDías, señala la importancia de “acompañar a la industria” en la transición hacia un modelo ecológico

“Cuando estimamos el impacto agregado del plan de recuperación sobre la economía española, hicimos una estimación de entre siete y ocho puntos porcentuales por encima del PIB, un poco más del 2% por año. Estos cálculos, en mi opinión, son conservadores”, aseguró la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, en el encuentro “2022: el año de los Fondos Europeos”, organizado por CincoDías y BBVA.

Durante esta jornada informativa, Aagesen recalcó la oportunidad que suponen para transformar el país los 140.000 millones de euros [casi 70.000 millones en subvenciones] que llegarán desde Europa hasta el final de la legislatura. Una transformación, señaló la secretaria de Estado, que deberá hacerse en “clave verde”. “Esto significa que ninguna de las reformas ni de las inversiones pueden hacer daño al medio ambiente (...) Además, el 40% de las subvenciones se destinarán a proyectos de transición ecológica”, explicó.

La secretaria de Estado remarcó que los cambios a los que se enfrente la economía y la sociedad en su conjunto, no se limitan solo a la reducción de emisiones, sino que tendrá que ser una transformación digital, que avance hacia la descentralización, “lo que significa que la generación ya no es unidireccional sino que se genera de forma distribuida por todo el territorio y que empieza a ser más democratizada”.

“Para ello es clave apostar por la eficiencia energética, por las energías renovables. En un país como España tenemos que apostar por el almacenamiento y por nuevos vectores energéticos, porque si queremos descarbonizar no vale solo con la electrificación. Tenemos un proyecto de país muy interesante en torno al hidrógeno renovable y el biogás. Creo que en la transición energética todo es necesario, porque necesitamos una transición acelerada”, argumentó Aagesen en una entrevista que se puede ver íntegra en el siguiente enlace.

Coche eléctrico

La secretaria de Estado de Energía hizo una mención especial para la industria del automóvil, un sector que afronta un cambio radical por tener que pasar del vehículo de combustión a la movilidad eléctrica.

“Los mercados internacionales piden cada vez más vehículos de emisiones cero, por lo tanto nuestro sector de la automoción tiene que conseguir dar respuesta a esas demandas. Es esencial invertir en la fabricación de baterías y en la de catalizadores en el caso del hirógeno (...) Hay muchísimo apetito por traer fábricas de baterías al país”, indicó.

En este sentido, Aagesen destacó que su ministerio trabaja en hasta 10.000 posibles proyectos en todo el país, relacionados con la transición ecológica. “Y no solo de grandes empresas, sino especialmente de pymes. No nos podemos olvidar que España tiene un tejido empresarial formado fundamentalmente por pymes y autónomos, y hemos visto que daban respuesta en el caso de la transición energética, un sector muy preparado para abordar el cambio”, afirmó.

Financiación verde

Por otra parte, Aagesen sacó pecho del éxito de la emisión de bonos verdes el pasado septiembre, por un valor de 5.000 millones de euros a un plazo de 20 años, para los cuales se ha registrado una demanda de 60.000 millones, según cifras facilitadas por el Ejecutivo, una cifra 12 veces superior a la ofrecida. “Esto demuestra que existe mucho apetito inversor, que es una apuesta solvente de este Gobierno con altos estándares ambientales”, aseguró.

“Nuestra apuesta es por seguir avanzando con estas finanzas sostenibles, con un plan de acción que queremos presentar en el primer semestre de 2022. Un programa de acción de finanzas sostenibles que contribuya a cosas tan importantes (...) como reorientar el capital, la inversión hacia esa sostenibilidad, hacia esas tecnologías limpias o de muy bajas emisiones”, añadió.

Por otro lado, en relación al alza de la inflación y a los altos precios internacionales de la electricidad, la secretaria de Estado insistió en la postura mantenida por el Ejecutivo de que se trata de una circunstancia “coyuntural y no estructural”.

“Esperamos que los precios de la luz vuelvan a estabilizarse en el primer trimestre de 2022”, señaló Aagesen, quien a continuación destacó que los precios a futuro de la electricidad de España ya son más baratos que los de Francia y Alemania en 2023, gracias a la apuesta del país por las energías renovables. “Esto es el efecto de la respuesta por un cambio estructural de nuestro modelo energético”, afirmó la secretaria de Estado.

Normas
Entra en El País para participar