El sector turístico sufre en Bolsa ante la alerta roja de Austria por el Covid

IAG baja un 3,49%, Amadeus un 4,75%, NH cede un 3,82% e eDreams, un 5,16%

 Un avión de Iberia, del grupo IAG.
Un avión de Iberia, del grupo IAG. REUTERS

El fantasma del coronavirus regresa con fuerza a las Bolsas y golpea de forma intensa al eslabón más débil de la cadena: el sector turístico. Austria ha anunciado este viernes que confinará a toda su población –no solo a la vacunada– y que la vacunación será obligatoria a partir de febrero. Alemania y su actual ola del coronavirus también han hecho saltar las alarmas.

El sector turístico casi se había recuperado en Bolsa después del fuerte castigo que sufrió el año pasado, a medida que se fueron suavizando las limitaciones de movilidad. En Reino Unido, de hecho, ni siquiera es obligatoria la mascarilla y en España, solo lo es en interiores. Pero el temor a que se vuelvan a paralizar los viajes de negocio y de ocio pesa sobre las cotizaciones del sector.

IAG 1,55 -0,83%
AMADEUS 56,88 -0,66%
EDREAMS ODIGEO 6,69 -0,89%
NH HOTELES 3,20 8,31%
AENA SA 130,35 -1,25%

En los índices europeos, las mayores caídas fueron para eDreams que se hundió un 5,15%. Muy cerca, Amadeus retrocedió un 4,75%; Aena un 3,60% e IAG un 3,49%. Las hoteleras Meliá y NH Hoteles también sufrieron, con retrocesos de 1,24% y 3,82%, respectivamente.En el resto del Viejo Continente la situación fue similar, con las grandes aerolíneas cayendo de manera notable. Ryanair cayó un 2,03%; Lufthansa, un 2,21%; Air France-KLM, un 1,15%; e Easyjet, un 2,7%. El turoperador alemán TUI se hundió un 2,47%.

En el lado opuesto, el sector farmacéutico reaccionó con subidas ante las expectativas de que sus sueros anti-Covid puedan llegar a ser obligatorios. Biontech subió un 5,46% en Alemania; Rovi, que envasa la vacuna de Moderna, avanzó un 2,69%, mientras que Pfizer y Moderna subieron un 0,06% y un 6,20%, respectivamente, a media sesión del Wall Street.

Sacudida en Alemania

“Estamos en una situación en la que no podemos descartar nada”, ha asegurado este viernes el ministro de Sanidad alemán, Jens Spahn, abriendo la puerta a nuevas restricciones después de que el país sumara 53.000 nuevos contagios en 25 horas. El anuncio ha causado una sacudida en la Bolsa alemana, con el DAX 40 de Fráncfort retrocediendo un 0,38 %, arrastrado por las pérdidas de Deutsche Bank, que bajó un 4,9 %, y las compañías industriales. En cambio, la posibilidad de un nuevo confinamiento disparó a otras empresas como Zalando, que subió un 4,1% y la compañía de entrega de comida a domicilio HelloFresh que ganó un 3,4%.

Normas
Entra en El País para participar