Crónica de Bolsa

El Ibex firma su peor semana en un año por el miedo a las nuevas restricciones en Europa

El selectivo español cae un 1,68% el viernes y amplía las pérdidas al 3,6% en cinco jornadas

El Ibex firma su peor semana en un año por el miedo a las nuevas restricciones en Europa pulsa en la foto

El covid vuelve a poner a prueba la paciencia de los inversores. Un año después de que Pfizer y Moderna sorprendieran al mercado con el anuncio de la efectividad de sus vacunas, el aumento de contagios en Europa amenaza con hacer frenar la recuperación. La decisión de Austria de imponer el confinamiento generalizado para frenar el avance del virus ha despertado los fantasmas del pasado, una medida que se ha dejado sentir con fuerza en las Bolsas. Aunque las caídas fueron generalizas el Ibex 35 volvió a erigirse como uno de los índices más penalizados. El selectivo español perdió el viernes un 1,68%, caídas que en la semana se amplían al 3,61%, el peor balance semanal en un año. En las últimas cuatro jornadas la Bolsa española ha ido perdiendo paulatinamente niveles que parecían ya consolidados y se sitúa ya en los 8.753 puntos, mínimos de principios de septiembre.

Mientras Austria decreta el confinamiento y la vacunación obligatoria, en Alemania el ministro de Sanidad califica la situación de emergencia nacional y deja la puerta abierta a imponer restricciones a los no vacunados. Aunque en España la expansión del virus parece más contenida, Navarra ha pedido al Tribunal Superior de Justicia la imposición del pasaporte covid.

La elevada exposición de la Bolsa española a las turísticas y los bancos explican el castigo sufrido el viernes por el Ibex 35. La vuelta a las restricciones pone fin al momento dulce que venían registrando en los últimos meses cotizadas como Amadeus, IAG, Meliá o Aena, que cedieron el viernes un 4,75%, 3,49%, 1,24% y 3,6%, respectivamente. Destacadas fueron también las caídas de Inditex que bajó un 4,21% ante el temor de una nueva ola. El círculo de cotizadas que más bajan lo cierran los bancos, un sector inminentemente cíclico, que el viernes se vio penalizado por la rebaja de las rentabilidades en el mercado de deuda. CaixaBank cedió un 3,77%; Sabadell, 3,97%; Bankinter, un 3%; Santander, un 2,53% y BBVA, un 0,59%. La entidad que preside Ana Botín vuelve a poner a prueba los tres euros por acción mientras que el banco que pilota Carlos Torres se corona como el uno de los valores más bajista del Ibex en la semana (-11,8%), un periodo marcado por la opa lanzada sobre el 50% del capital que aún no controla de Garanti y los mínimos de la lira turca.

El pobre desempeño registrado por la Bolsa española contrasta con la mayor resistencia mostrada por otros índices. Aunque el viernes las ventas fueron generalizadas, el Dax alemán y el Cac francés que en las últimas jornadas habían marcado nuevos máximos, lograron salvar la semana con ascensos del 0,4% y 0,29%. El FTSE británico y Mib italiano retrocedieron un 1,69% y un 1,42%. Mientras en Europa se imponen las restricciones en EE UU la agencia del medicamento (FDA) autorizó la tercera dosis de refuerzo para los mayores de 18 años. Todo ello en una jornada en la que el Nasdaq revalidó nuevos máximos tras subir un 0,4% hasta los 16.057,44 puntos.

Ganancias en la deuda

La vuelta a las restricciones aceleró el trasvase de los fondos de la renta variable a la renta fija. Con la Bolsa consolidando niveles, la deuda vuelve a brillar con luz propia. Aunque las tensiones inflacionistas están lejos de desaparecer, las expectativas de que los bancos centrales aceleren su retirada se desvanecen y las rentabilidades de los bonos ponen freno a su escalada. El rendimiento del bono español a 10 años cae por debajo del 0,4% mientras el bono alemán al mismo plazo cerró en el -0,34%, mínimos de septiembre. Más contenidas fueron las caídas de las rentabilidades en EE UU con la deuda con vencimiento en 2031 en el 1,5%.

Si hasta el momento la negativa de la presidenta del BCE, Christine Lagarde, a adelantar expectativas de subida de tipos estaba pasando factura al euro, ahora la vuelta a las restricciones en el corazón de Europa lleva a la moneda única a profundizar los mínimos de 15 meses al cambiarse a 1,13 dólares.

La vuelta a las restricciones en Europa y las amenazas de EE UU de intervenir el mercado de crudo aceleran las caídas del oro negro. El Brent bajó el viernes un 2,8%, hasta los 78,89 dólares, unos descensos que alcanzan el 4% en la semana, la peor desde el pasado mes de agosto. El jueves se conoció que EE UU había instado a China, Japón y Corea del Sur, los mayores consumidores de petróleo, a que reduzcan sus reservas estratégicas con el objetivo de frenar la escalada de los precios.

Normas
Entra en El País para participar