Aerolíneas

La normativa europea de ‘slots’ mete presión sobre el futuro de Air Europa

Preservar los derechos sobre franjas horarias precisa mayor producción este invierno y se

prevé una norma más dura para el verano

Aviones de Air Europa e Iberia en el aeropuerto de Madrid-Barajas.
Aviones de Air Europa e Iberia en el aeropuerto de Madrid-Barajas.

El ejercicio de supervivencia de Air Europa se complica en la presente temporada de invierno. Podría necesitar otro balón de oxígeno, una vez agotado el crédito de 475 millones otorgado por el Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, y tendrá que acelerar su producción si es que quiere salvar los derechos históricos sobre slots en los mayores aeropuertos de la red de Aena y en los de componente más turístico.

La normativa que viene de la Comisión Europea aprieta. El avance de la vacunación, con la consiguiente caída de la incidencia del Covid-19, y la relajación de restricciones a la movilidad aérea, aconsejan que Bruselas vaya endureciendo los requisitos para preservar los citados derechos de despegue y aterrizaje, dando mayor visibilidad a los gestores aeroportuarios. Si durante los trimestres en que la crisis golpeó con más crudeza la CE suspendió o rebajó los requisitos de la conocida como norma 80/20, ahora está por recuperarlos.

El reglamento 95/93 de la UE exige que las aerolíneas que operan en aeropuertos coordinados (donde la demanda excede la capacidad durante periodos de tiempo significativos y resulta imposible resolver la situación a corto plazo) cumplan con un 80% de ejecución sobre la programación en cada ruta, medida en series de cinco slots. Se asigna la posibilidad de un máximo del 20% en incumplimientos en salidas o entradas a un aeropuerto.

Para este invierno se mantiene la norma 50/50, pero desparece la posibilidad de devolver ‘slots’

La norma se convirtió en inalcanzable durante meses ante la falta de viajeros, lo que motivó vuelos fantasma o en vacío para preservar derechos. Las compañías se desangraban en costes y se emitían gases de efecto invernadero de forma inútil, lo que llevó a la CE a suspender la 80/20 durante el verano e invierno de 2020. Y a permitir en el verano recién finalizado la devolución del 50% de los slots hasta fechas prefijadas y, después de ello, un ratio hasta del 50/50 entre cumplimientos e inclumplimientos. A ello se sumaba la causa de fuerza mayor, por la que dejar slots sin aviones podría estar justificados y no penalizar, como es el caso de los vuelos a Asia o Canadá,

Todo ello ha sido ya superado para el presente invierno con una norma 50/50 para todas las series, desapareciendo la posibilidad de devolución. Hasta marzo sigue vigente la causa de fuerza mayor.

De facto, se ha pasado de tener que cubrir un mínimo del 25% de las operaciones programadas a un 50%, lo que supone un desafío para las aerolíneas en estado crítico. Y la norma para el verano de 2022 promete endurecerse aún más.

Esta volverá a depender de la Comisión Europea, que debe definirla entre este mes de noviembre y el próximo diciembre, esperándose en el sector la subida al 70/30, con el mantenimiento aún de la causa de fuerza mayor para justificar incumplimientos. Distintas fuentes consultadas opinan que solo un empeoramiento de la pandemia podría dejar la norma en un 60/40.

Para la próxima temporada de verano se espera que el ratio de cumplimiento pase a un 70/30

El coordinador

En España es la Aecfa quien gestiona y facilita las franjas horarias de los aeropuertos, en virtud de la orden 1050/2014, y hace seguimiento del cumplimiento de las mismas. Un alto directivo del sector aéreo explica que pueden llegar a peligrar los derechos sobre slots de compañías en dificultades “en las horas punta de aeropuertos grandes, como Barajas y El Prat, o en los que son muy estacionales, donde hay escasez de capacidad”.

Los aeropuertos coordinados son el de Madrid-Barajas, Barcelona-El Prat, Málaga, Alicante, Valencia, Bilbao, Palma de Mallorca, Tenerife Sur, Lanzarote, Fuerteventura y Gran Canaria, casi todos ellos esenciales para Air Europa.

Además, hay una lista de aeropuertos con horarios facilitados, en los que la demanda de transporte de las compañías aéreas está próxima a la capacidad y hay riesgo potencial de saturación en determinadas franjas horarias o periodos. En ellos también supervisa Aecfa y estos son Tenerife Norte, La Palma, Ibiza, Menorca, San Sebastián, Girona, Granada, A Coruña, Almería, Asturias, Pamplona, Reus, Murcia, Santander, Sevilla.

La pérdida de slots en invierno no afectaría a la inmediata temporada de verano sino a la siguiente de invierno. Y de igual modo sucede si se pierde el derecho sobre una serie en verano.

Tensión sobre la operación de integración con Iberia

Incertidumbre. El proyecto de compra de Air Europa por Iberia gana en condicionantes según pasan las semanas. En el entorno de la aerolínea de IAG se cree que el rival está en quiebra técnica, ante lo que podría precisar más crédito. En ese escenario, ya no se ve con malos ojos la entrada del Estado en la firma de Globalia para recapitalizarla. De forma simultánea, podría ser necesario renegociar las condiciones de amortización de los 475 millones de euros prestados por el fondo de rescate de la Sepi.

Impulso al largo radio. Las aerolíneas en estado crítico tinen más complicado defender sus slots en operaciones de largo radio ante los elevados costes y la que está siendo una lenta reactivación. Una vez abierto el tráfico internacional no esencial entre EE UU y Europa, Iberia ya ha señalado que sus vuelos a ese país irán al 100% de su capacidad hasta final de año. La estadounidense Delta también ha anunciado que sus reservas internacionales se han disparado un 450% en comparación con las seis semanas anteriores.

Normas
Entra en El País para participar