_
_
_
_
_

La recuperación de las energéticas impulsa al Ibex un 3% en el mes

Es el mejor mes del índice desde mayo

Las principales Bolsas y el balance del Ibex en octubre

Continúa la ola de resultados empresariales en la Bolsa española. Hoy ha sido el turno de CaixaBank, BBVA y Mapfre, entre otros. Además, el día es intenso también en el plano económico, con los datos de PIB e IPC de la zona euro. En este contexto, en las Bolsas europeas no han logrado una tendencia clara. Por su parte, el Ibex 35 ha logrado avanzar un 0,35% tras una sesión sin rumbo fijo en la que llegó a caer un 0,9%, con los bancos como protagonistas. En el mes sube un 2,97%, el mejor dato mensual desde mayo.

Dentro del índice español, CaixaBank es el más bajista con un descenso del 4,24%. Fluidra baja el 4,2% y PharmaMar, un 3,89. La entidad financiera ganó 4.800 millones con la fusión de Bankia y 2.022 millones hasta septiembre sin extraordinarios.

En el lado de las ganancias destaca BBVA con una subida del 7,46% tras publicar que ganó 3.311 millones de euros y que recomprará acciones por un máximo de 3.500 millones. Le sigue Viscofan con un alza del 6,19%, después de anunciar unas ganancias un 13,5% superiores a las de hace un año. Sabadell se anota un 1,81% e Inditex, el 1,76%.

En la zona euro se ha publicado el dato del IPC, que subió al 4,1% en octubre frente al 3,4% del mes anterior, alcanzando un máximo en 13 años. Por otro lado, la economía de la eurozona creció más de lo esperado y a su ritmo más rápido en un año en el tercer trimestre, gracias a que se han ido suavizando las restricciones por el Covid-19. Según Eurostat, la oficina de estadísticas de la Unión Europea, el PIB de los 19 países que comparten el euro creció un 2,2% intertrimestral y un 3,7% interanual. En España, se ha conocido el dato del PIB, que repuntó en el tercer trimestre y avanzó un 2%.

Lagarde trató ayer de contentar a inversores en deuda y en renta variable con un discurso complaciente. La jefa del BCE repitió como un mantra que la inflación galopante en la zona euro (un 5,5% interanual en España) es transitoria y alejó la posibilidad de alzas de tipos a corto plazo. Pero también avanzó que no existe ningún motivo para mantener de compras de deuda antiCovid, aunque abrió la puerta a que poner en marcha otro programa más suave.

Al otro lado del Atlántico, el Nikkei subió un 0,25%, gracias a que las ganancias corporativas compensaron la falta de apetito de riesgo por la incertidumbre en torno a las elecciones generales del domingo.

Wall Street, con un crecimiento del PIB raquítico en el tercer trimestre, cerró ayer con alzas en todos sus índices. Aquí juega el "cuanto peor, mejor": los inversores suponen que la Reserva Federal se apiadará de la situación, en la que la economía creció a una tasa anualizada (como si fuera un año completo) del 2%, seis décimas menos de lo estimado y lejos del 6,7% del segundo trimestre. Hoy, con los resultados de dos de sus iconos tecnológicos por debajo de lo esperado, la Bolsa de Nueva York abre en tablas.

La agenda del día en Estados Unidos estará marcada por los datos de ingresos y gastos personales, el deflactor del PIB en septiembre (uno de los índices para medir los precios que más tiene en cuenta la Fed para fijar su política monetaria) y el PMI de Chicago. También se publicará el índice de confianza del consumidor de la Universidad Michigan. 

El mercado de renta fija sufrió el jueves una intensa volatilidad ante los datos de inflación publicados y los mensajes de Lagarde, aunque finalmente se impusieron las alzas de las rentabilidades ante lo que los inversores consideran una escalada de los precios inadmisible. El interés del bono español a 10 años subió 4,5 puntos básicos, hasta el 0,514%, mientras que el del bund alemán al mismo plazo sumó 4,3 puntos básicos, hasta el -0,139%. En Estados Unidos, el Treasury a un decenio se situó en el 1,605%, con un alza de 2,5 puntos.

El miedo a una desaceleración mundial, derivada de la falta de suministros y los altos precios de la energía ha moderado los precios del petróleo en las últimas sesiones, después de tocar máximos de siete años el pasado martes. El barril de Brent apenas se mueve de los 84 dólares, y el de West Texas roza los 83 dólares. En las divisas, el dólar se revalorizó ayer un 0,6%, frente al euro y este viernes se mantiene calmado en las 1,167 unidades por moneda única.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_