Cuenta resultados

Caixabank dispara el beneficio a 4.801 millones por extraordinarios pero su acción cae el 4,24%

El banco inicia el lunes el proceso de salida de 1.200 empleados tras el ERE derivado de la fusión con Bankia

Caixabank dispara el beneficio a 4.801 millones por extraordinarios pero su acción cae el 4,24%

Caixabank dispara sus resultados una vez culminada la fusión con Bankia. Tras incorporar impactos extraordinarios asociados a la operación, el grupo cerró los nueve primeros meses del ejercicio con un beneficio de 4.801 millones de euros, frente a los 726 millones de igual periodo del año pasado. Aquel resultado también fue atípico, ya que estuvo impactado por las provisiones para anticipar las consecuencias del Covid-19.

La caída de las provisiones en este periodo han influido positivamente en la cuenta de resultados. De hecho, en los tres primeros trimestres ha realizado provisiones por 616 millones de euros, frente a los 2.406 millones de un año antes. También se han reducido los gastos generales un 2,9%, lo que ha conseguido mejorar la ratio de eficiencia de la entidad hasta el 55,3%.

El banco ha explicado que no ha liberado provisiones relacionadas con el Covid, aunque los impagos son inferiores a lo que se temía el año pasado como consecuencia de la pandemia. Pese a ello, CaixaBank tiene que analizar aún si le conviene o no liberar dotaciones en 2022. En ese año, el banco cree que se habrá producido la recuperación económica, con una subida del 6,2%, frente a una mejora del 5%, que prevé para este año.

Los impactos extraordinarios relacionados con la fusión con Bankia han provocado un apunte contable positivo, como la diferencia negativa de consolidación (diferencia entre el patrimonio neto de Bankia y el precio de adquisición, descontados ajustes) por 4.300 millones, que se han trasladado directamente al resultado neto. Por el otro lado, la empresa ha asumido costes extraordinarios por 1.521 millones de euros derivados del ajuste laboral, cerrado con la salida de 6.452 empleados. Sin tener en cuenta impactos extraordinarios el resultado neto ajustado hasta septiembre ha sido de 2.022 millones de euros, que la firma compara con los 726  del año pasado.

Solo en el tercer trimestre, el resultado del grupo ascendió a 620 millones de euros. Sin tener en cuenta los extraordinarios, el beneficio trimestral fue de 744 millones, por encima de los 584 millones previstos por los analistas de Bloomberg.  No obstante, las cuentas estuvieron algo por debajo de lo previsto en el margen de intereses: el resultado obtenido por la diferencia de retribución entre pasivo y activo aumentó un 21,1% hasta situarse en 4.416 millones de euros gracias a la integración de Bankia. Solo en el tercer trimestre, el margen de intereses ascendió a 1.589 millones, cifra algo por debajo de las estimaciones de analistas que eran de 1.610 millones según Bloomberg. El margen bruto hasta septiembre fue de 7.711 millones, un 23,2% más. Las comisiones se incrementaron un 36,7% hasta los 2.604 millones de euros.

La acción respondió el viernes al contrario que la de BBVA, al caer un 4,24%. Los analistas de Jefferies, indica Bloomberg, consideran que las cuentas son “deslucidas”, dado que la mejora del resultado se deriva de las menores provisiones. En general, sus resultados han estado por debajo de las previsiones del consenso de analistas. El consejero delegado, Gonzalo Gortázar, ha restado importancia a esta caída, y ha explicado que lo que hay que analizar es la marcha de la acción en un periodo más amplio, no solo durante la presentación de resultados.

Gonzalo Gortázar destacó en una nota “la buena evolución del negocio bancario y de seguros" si bien reconoció que el entorno es "todavía complejo". Respecto al proceso de integración, el directivo ha asegurado que "discurre de forma rápida, adecuada y en línea con lo previsto”.

La integración de Bankia también ha disparado los números en casi todos los apartados del balance: los recursos de clientes crecen el 46,2% (7,5% excluyendo Bankia) y el crédito a la clientela, el 45,9% (bajaría el 3,7% sin Bankia). Las provisiones aumentan en 3.200 millones pero bajan en 418 sin Bankia, y los activos adjudicados más que duplican. En términos trimestrales, el crédito a particulares ha caído el 2,8% interanual (1,1% el de vivienda y 1,3% el de consumo) y el de empresas, el 1,2%. De éste, 21.220 millones son préstamos con garantía pública concedidos en el marco de la pandemia. En paralelo, otros 16.335 millones en préstamos, la mayoría a particulares, están sometidos a la moratoria establecida por el Ejecutivo.

En cuanto a la solvencia, la ratio Common Equity Tier 1 (CET1) es del 13,0%. La ratio de morosidad se mantiene en el 3,6%, con una ratio de cobertura del 64%, y los saldos dudosos siguen estables en el trimestre.

Normas
Entra en El País para participar