Banca

Restoy (FSI) y Roldán (AEB) piden agilizar el desarrollo de regulación a las 'bigtech'

El presidente de la AEB cree que no existe demanda social para el despliegue de un euro o un dólar digital.

José María Roldán, presidente de la AEB
José María Roldán, presidente de la AEB


El presidente del Instituto para la Estabilidad Financiera (FSI, por sus siglas en inglés), Fernando Restoy, y el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, han pedido que se agilice el desarrollo de la regulación de las 'bigtech' que realicen actividades
financieras y que pueden generar riesgos para la estabilidad financiera.

Así han coincidido durante sus intervenciones en la sesión de 'Banking Lab' celebrada este martes, en la que se han abordado los retos y oportunidades que plantea el desarrollo tecnológico en la provisión de servicios financieros.

Restoy ha señalado que la llegada de las 'bigtech' como Amazon, Google o Facebook al mundo financiero va a suponer "una disrupción" en el funcionamiento del sistema, por lo que ha pedido que se lleve a cabo una "acción regulatoria contundente y ambiciosa" y que, por tanto, "no hay tiempo que perder" para comenzar a discutir una reforma regulatoria.

Además, ha puesto en duda la idea de que se aplique una misma regulación a todas las entidades que realicen unas mismas actividades, ya que "la misma actividad, cuando la realizan entidades distintas, genera riesgos distintos".

"No es lo mismo que un crédito lo dé una entidad que está financiada con sus propios recursos, o incluso con financiación mayorista, a que lo haga una entidad que lo haga financiada con depósitos que toma del público, que el público considera bastante seguros, que están protegidos por un fondo de garantía de depósitos. No es lo mismo desde el punto de vista de los riesgos que genera la actividad de unos o de otros para la estabilidad del sistema financiero", ha asegurado Restoy.

Además, el presidente del FSI ha llamado a tener en cuenta los "riesgos específicos" de las 'bigtech' ligados a una "superioridad tecnológica y superioridad de datos". En este sentido, ha señalado la posibilidad de que, basándose en economías de red, las 'bigtech' propicien procesos
de concentración del mercado que "puede ser dañino desde el punto de vista de la competencia y desde el punto de vista de la estabilidad financiera".

Sin embargo, ha señalado que puede haber ciertas regulaciones que se apliquen de forma similar, como por ejemplo los modelos de supervisión o las normas de blanqueo de capitales. "Lo que sí es posible es que la entidad supervisora de unas entidades y de otras no sea la misma y en ese ámbito posiblemente haya que actuar más", ha añadido Restoy.

Por su parte, el presidente de la AEB ha valorado de forma positiva la postura de Restoy y ha recalcado que el sector regulatorio y supervisor "se pega años discutiendo temas conceptuales y aquí lo que se necesita es hacer las cosas rápidamente porque el mundo digital y el mundo analógico tienen velocidades distintas".

"Si pienso en lo que tardamos, por ejemplo, en confeccionar Basilea II o Basilea III, me parece que, en este punto de las 'bigtech', no tenemos tanto tiempo", ha afirmado Roldán.

Sobre las 'fintech', Roldán ha asegurado que son competidoras con la banca tradicional, pero también ha destacado la cooperación que pueden surgir entre ambos actores, al contar con un mundo "más rico para ambas partes de lo que inicialmente podríamos haber previsto", si bien también ha señalado la importancia de que se apliquen normas regulatorias.

Desarrollo de las criptomonedas

En cuanto al desarrollo de las criptomonedas, Roldán ha señalado la existencia de tres tipos, los 'cybercoins', las 'stablecoins' y las monedas digitales de los bancos centrales (CBDC por sus siglas en inglés).

Roldán ha asegurado que "tiene sentido" la existencia de tantas criptomonedas, aunque cree que no existe demanda social para el despliegue de un euro o un dólar digital.

Sobre las 'cybercoins', ha señalado que "están para quedarse", pero considera que tendrán una naturaleza "de nicho", al ser opacas, volátiles y porque operan en un contexto de "dinero programable", mientras que las 'stablecoins' plantean desafíos de tipo global para países emergentes que tienen autonomía en sus políticas monetarias. "Para ellos, esto es una amenaza muy relevante que puede afectar al sistema financiero internacional", ha apostillado al respecto.

Por su parte, Fernando Restoy ha sostenido que las CBDC "sí responden a una demanda social" al actuar como un posible reemplazo de los billetes. Además, ha afirmado que, actualmente, las CBDC tienen un "potencial significativo" para perfeccionar los sistemas de pago transfronterizos, incluyendo el envío de remesas que realizan los inmigrantes.

Normas
Entra en El País para participar