Neoaseguradora

Los socios de Indexa apuestan por los seguros para inquilinos y hogar de Tuio

La neoaseguradora, que ha captado 450.000 euros en su primera ronda de financiación, arranca en España con un modelo 100% digital y de suscripción mensual. El 75% de la póliza se destina a pagar siniestros

José María Lucas del Portillo, Asis Pardo y Juan García (de pie), cofundadores de Tuio.
José María Lucas del Portillo, Asis Pardo y Juan García (de pie), cofundadores de Tuio.

Varios de los principales accionistas de Indexa, la agencia de valores que ya gestiona más de 1.200 millones de euros en fondos indexados, han respaldado a una nueva firma aseguradora, llamada Tuio, que arranca en España con un seguro para el hogar (para propietarios) y otro para inquilinos. Este último tipo de pólizas, muy frecuentes en Francia, Alemania y Holanda, y que ya son exigidos por los grandes fondos que tienen edificios para alquilar, aún son raras en España. Se trata de contratos que cubren frente a los daños que pueden sufrir las pertenencias de una persona que alquila una vivienda. Así como frente a los posibles robos, y a la responsabilidad civil que pueda provocar el inquilino.

“Normalmente, estas coberturas sí que están incluidas en los seguros de hogar que contrata la persona que vive en su propia vivienda. En cambio, en los seguros de pisos alquilados, las pólizas solo suelen cubrir el continente, pero no las pertenencias del inquilino”, según explica José María Lucas del Portillo, cofundador de Tuio.

La neoaseguradora ha levantado 450.000 euros en una primera ronda de financiación, contando con el respaldo de inversores como Bewa7er (la matriz de Indexa Capital y Bewater Funds, una firma controlada por François Derbaix, Unai Ansejo y Ramón Blanco), Cabiedes & Partners (la firma fundada por Luis Martín Cabiedes, que también invierte en Indexa) y 7r Ventures, además de algunos ex-CEO de aseguradoras y business angels.

Tuio es una agencia de suscripción regulada por la Dirección General de Seguros (DGS) que por el momento solo comercializa los dos productos citados. Es la mutualidad aseguradora Murimar quien suscribe las pólizas, diseñadas por el equipo de Tuio.

Lucas del Portillo y los otros dos fundadores de Tuio, Asis Pardo y Juan García, explican que la parte diferencial de su propuesta es que son 100% digitales y gestionan al cliente a lo largo de todo su ciclo de vida, "algo que generalmente no hacen las aseguradoras tradicionales". De acuerdo con los cálculos de la firma, en este tipo de seguros de hogar y de inquilinos pueden ofrecer un producto que es un 25% más barato que los tradicionales comparables, al menos en los pisos.

Otra clave de su oferta es que van a destinar tres cuartas partes de lo que ingresen por primas a las indemnizaciones en caso de siniestros, “cuando el sector suele destinar menos del 50%”. Los fundadores de Tuio explican que la parte de primas que no se haya consumido por los siniestros, se destinarán a proyectos de ONG que elija el cliente. “Nosotros nos comprometemos a dar un buen servicio con ese 25% de la prima y si queda remanente no queremos quedárnoslo. Esto nos alinea más con los usuarios, porque rompemos esa relación que es muy habitual en la industria entre no pagar los siniestros (o intentar pagar lo menos posible agarrándose a la letra pequeña) y ganar más dinero. Nosotros lo que hay en el bote no lo consideramos nuestro; es de nuestros clientes”, apunta Lucas del Portillo.

Los directivos de Tuio insisten en que quieren reinventar el mundo de los seguros. “Esta industria ha perdido el foco en el cliente y lo tiene secuestrado con un seguro y una experiencia que no quiere”. Por eso, dicen, sus seguros son 100% digitales (desde la contratación a la tramitación de incidentes, la solicitud de indemnizaciones o la baja se hace a través de una app), se ofrecen bajo un modelo de suscripción mensual y el cliente puede cancelarlo cuando quiera, sin penalización.

"En 30 segundos te puedes dar de baja y en 60 de alta. Además, nuestras pólizas tampoco tienen letra pequeña. Queremos desterrar las prácticas habituales como las renovaciones al alza previo sin aviso, coberturas muy limitadas que no ofrecen solución a los incidentes o la dificultad para darse de baja”, insisten.

El plan de la firma, que ha comercializado 100 pólizas en dos semanas, es alcanzar 800 o 1.000 a final de año. Ahora, la captación de clientes la hacen a través del marketing digital, pero esperan que este canal represente solo un 20%-25% de ventas en un futuro, mientras que el 50% llegue a través del B2B2C, cerrando acuerdos con plataformas inmobiliarias, tecnológicas y fintech, y otro 30-35% a través del canal de referencia (invitaciones de usuarios).

La compañía, enfocada sobre todo a clientes urbanos que viven en pisos, no descarta diversificarse más adelante hacia seguros de otros ramos, “siempre que haya oportunidad de digitalización como ocurre con los relacionados con el hogar y podamos hacer un producto mejor”. Con el dinero que han captado hasta ahora, Tuio espera llegar hasta junio de 2022, cuando prevén buscar nueva financiación.

La neoaseguradora cuenta actualmente con un equipo de ocho personas, más algunos colaboradores externos. “Al ser un modelo 100% digitalizado no necesitamos mucha gente para gestionar miles de pólizas. Una aseguradora tradicional suele tener unas 200 pólizas por empleado; en nuestro caso, y gracias a la eficiencia que nos aporta la tecnología, deberíamos ser capaces de llegar a 2.000 por empleado”.


Qué cubre la póliza de inquilinos

Contenido. Muchos inquilinos no saben que el seguro de su casero no incluye los daños que puedan sufrir sus pertenencias si hay un incendio o una inundación. Solo cubre los daños en la vivienda. Tampoco les pagará nada el seguro si hay un robo en la casa y les sustraen algunas de sus pertenencias.

Responsabilidad civil. Si el inquilino provoca un daño en la propiedad (porque cree fortuitamente un incendio o porque se le caiga un objeto desde un balcón), los seguros de los caseros no incluyen la responsabilidad civil.

Seguro' Ad hoc'. Los responsables de Tuio señalan que si un inquilino va a una aseguradora en España y le piden un seguro “terminan contratando una versión del seguro del hogar adaptada, no uno diseñado ad hoc. “No es un tipo de seguro que empujen las aseguradoras de manera habitual porque son relativamente económicos, y solo salen rentables si el modelo es digital”.

Normas
Entra en El País para participar