La banca propone al Gobierno crear una gran plataforma de pensiones de empresas

Quieren conseguir financiación de los fondos europeos Next Generation

Pensiones Pulsar sobre el gráfico para ampliar

El Gobierno quiere impulsar la contratación de planes de pensiones en el ámbito empresarial, como alternativa a los tradicionales planes de pensiones individuales. La banca y el sector asegurador pretenden ayudar a desarrollar este proyecto, para lo que han remitido al Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones una propuesta para crear una gran plataforma para que este tipo de productos se generalice y llegue a autónomos y a pymes.

La iniciativa ha surgido en el ámbito de Inverco, la asociación de las gestoras de fondos y planes de pensiones, controlada por la banca, y ha contado con el respaldo de la consultora Deloitte.

En el ámbito de los planes de pensiones hay dos grandes categorías, los planes individuales, que puede contratar libremente cualquier persona, y los planes de empleo. Estos últimos solo se pueden impulsar dentro del marco de la negociación colectiva. Empresas y trabajadores deben acordar destinar una parte de la remuneración a estos vehículos, pensados para completar la pensión de jubilación.

José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social, lleva más de un año tratando de fomentar los planes de pensiones en la órbita empresarial. Como primera medida, redujo para 2020 el límite máximo que una persona puede aportar y desgravarse en los planes individuales, de 8.000 euros anuales a tan solo 2.000 euros.

En el proyecto de Presupuestos Generales de 2021 se prevé que ese tope baje a 1.500 euros. A la par, se va a aumentar hasta 8.500 euros el límite que se puede aportar y desgravar en los planes de pensiones de empleo.

El gran problema es que hay muy pocos trabajadores que puedan acceder a estos planes colectivos empresariales. Tan solo las grandes compañías, las multinacionales y algunas Administraciones públicas han creado estos planes de empleo para aportar dinero para sus empleados.

El objetivo de Escrivá es dinamizar los planes de empleo creando un nuevo modelo de plan de promoción pública, al que pueda acceder tipo de trabajadores, ya sea de pequeñas empresas o incluso para autónomos.


Los participantes

El sector financiero quiere ayudar al Gobierno en el desarrollo de este proyecto. Entidades como CaixaBank, Santander o BBVA mantuvieron numerosos encuentros durante el primer semestre del año para desarrollar una propuesta que llevar al ministerio de Escrivá.

En el ámbito de la Agrupación de Fondos de Pensiones de Inverco, un grupo de trabajo en el que están representadas 20 gestoras de pensiones (casi todo el sector bancario, más aseguradoras como Mapfre y Catalana Occidente, y firmas independientes como Fonditel, Renta 4 o Bestinver), y bajo la coordinación de Deloitte, desarrolló una propuesta para crear una plataforma en la que empresas y autónomos pudieran elegir y contratar planes de empleo de múltiples firmas.

“Desde la industria de la gestión de activos siempre hemos mostrado nuestra plena disponibilidad para ayudar al ministerio a fomentar los planes de empleo”, explica Ángel Martínez-Aldama, presidente de Inverco.

Hasta la fecha, el desa­rrollo de los planes de pensiones de empleo ha sido escaso y, además, se ha estancado en los últimos años. A cierre de junio había 37.000 millones de euros en estos vehículos, para un total de dos millones de partícipes (unos 18.500 euros por persona). La inmensa mayoría de los dueños de planes de empleo son funcionarios de la Administración General del Estado o de la Generalitat de Cataluña, que hace años que congelaron las aportaciones.

La iniciativa, similar en su organización al sistema de pagos Bizum, en el que ha participado casi todo el sector bancario, pasa por desarrollar sistemas informáticos, centros de atención telefónica y proyectos de promoción y formación en planes de empleo.

En la propuesta trasladada al ministerio se contempla que los planes de pensiones que se ofertarían y tramitarían a través de esta plataforma tuvieran una orientación inversora comprometida con la protección ambiental, el desarrollo social y el buen gobierno corporativo (un enfoque ASG, en la jerga financiera).

Además, se ha solicitado al Ministerio de Seguridad Social que las empresas que promuevan este tipo de vehículos puedan tener algunas ventajas fiscales, para incentivar así su contratación. El sector también quiere que los trabajadores que tengan dinero en esta nueva tipología de planes de empleo tengan algunas ventajas a la hora de recuperar el capital cuando llegue su jubilación.


Apoyo de Bruselas

Los promotores de esta plataforma han elaborado un proyecto que podría optar a conseguir financiación por parte de los fondos de recuperación dotados por la Unión Europea para ayudar a la economía española, llamados Next Generation.

El fomentar una inversión sostenible, buscar una plataforma que digitalice parte del proceso de contratación de estos planes y el propio fomento de la previsión social complementaria a las pensiones públicas son objetivos directos señalados por la Comisión Europea para acceder a estos fondos. La iniciativa podría llegar a tener un 25% de financiación europea.

Normas
Entra en El País para participar