España pedirá los primeros 1.270 millones de crédito europeo en 2022 para el PERTE del vehículo eléctrico

El Ejecutivo se reserva la posibilidad de solicitar más préstamos comunitarios para sufragar partidas como los nuevos ERTE ligados a formación o el fondo de recapitalización de pymes

 Coche eléctrico cargando.
Coche eléctrico cargando.

Tras comenzar a gastar este año los cerca de 70.000 millones de euros en ayudas directasd que la UE concede para la recuperación de la crisis del Covid-19, el Gobierno tiene previsto iniciar la petición del otro tanto al que opta en créditos blandos comunitarios ya en 2022.

Así figura en el plan de Presupuestos Generales del Estado para el próximo año que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha presentado este miércoles ante el Congreso de los Diputados.

En concreto, según figura en las cuentas públicas, España reclamará en un primer momento una cuantía de 1.270 millones de euros en créditos europeos que, según fuentes oficiales, se destinará íntegramente a financiar el PERTE del vehículo eléctrico.

Los PERTE son los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica, los grandes planes de colaboración público-privada que el Ejecutivo ha comenzado a poner en marcha con los recursos comunitarios.

Más allá de esta primera petición a la línea de préstamos del mecanismo de recuperación, el Gobierno se reserva la posibilidad de solicitar crédito adicional para sufragar los nuevos expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) ligados a formación o para sustentar el nuevo fondo de recapitalización de pymes.

De momento, las cuentas públicas de 2022 incorporan 27.000 millones de euros de gasto público a cuenta de los fondos comunitarios.

Normas
Entra en El País para participar