Endesa e Iberdrola, lejos aún de reponerse del golpe regulatorio

Ninguna de las dos grandes eléctricas españolas tiene consejos de venta

Una torre de transporte de energía perteneciente a red eléctrica, con la ciudad de Bilbao al fondo.
Una torre de transporte de energía perteneciente a red eléctrica, con la ciudad de Bilbao al fondo.

eléctricas españolas han tomado impulso esta semana y su avance ha sido determinante para la ganancia semanal del Ibex. La noticia de que el Gobierno se plantea revisar, o incluso suspender, el mecanismo por el que ha decidido rebajar el exceso de retribución de estas compañías a causa del alza del precio del gas ha provocado un notable rebote de las acciones. Aunque no hasta el punto de deshacer el golpe que esa regulación –de un impacto inicial estimado por el Ejecutivo de 2.600 millones para todo el sector– ha tenido en las cotizaciones.

Iberdrola y Endesa, las compañías más afectadas por esos cambios regulatorios– han despuntado esta semana en Bolsa el 8,11% y 5,11% respectivamente. El alza de Iberdrola, que el jueves rebotó el 7%, ha contribuido alrededor de la mitad del ascenso semanal del Ibex, gracias a ser uno de los valores que más pondera en el índice selectivo, por el 7,63%.

La posibilidad de que el Gobierno dé marcha atrás en la penalización por los ingresos extraordinarios de las eléctricas a cuenta del gas da un claro respiro al sector. No en vano, el precio del gas ha seguido subiendo de forma imparable desde que la ministra de Transición Ecológica Teresa Ribera anunciara la medida, el pasado 14 de septiembre. Y según ha ido elevándose el precio de la materia prima, se ha encarecido aún más el precio de la electricidad del mercado mayorista y con ello, ha ido elevándose aún más la factura por el exceso de retribución a las eléctricas al que ahora se podría dar marcha atrás.

Las cotizaciones de Endesa e Iberdrola están sin embargo lejos de los niveles previos a ese 14 de septiembre. Los títulos de Iberdrola, la compañía más afectada en términos absolutos, todavía descienden el 7,98% desde entonces y los de Endesa, para la que el impacto es mayor por la mayor exposición de su actividad a España, retroceden el 4,67%. Estas caídas bursátiles están siendo en todo caso la oportunidad que han encontrado los gestores para tomar posiciones en ambos valores. De hecho, Iberdrola y Endesa no tienen ninguna recomendación de venta, según el actual consenso de analistas de Bloomberg, a pesar del enorme revuelo. “La mayor incertidumbre regulatoria creemos que está generando una importante oportunidad de inversión en Iberdrola de cara al largo plazo”, defienden desde Renta 4.

Los analistas coinciden en que la reacción bursátil a las medidas del Gobierno fue de una magnitud mucho mayor al golpe estimado en ingresos, en el temor de que el riesgo regulatorio pudiera ir a más. El hecho de que pueda no ser así, o al menos que el golpe sea más suave, puede propiciar un sostén a las cotizaciones. Un ejemplo de ello lo ofreció esta semana la firma RBC, que elevó su recomendación para Endesa e Iberdrola desde infraponderar a neutral, con el argumento de que “el mayor riesgo regulatorio ya está puesto en precio”. Sí recortó el precio objetivo para ambos valores, en una tendencia generalizada entre las firmas de análisis reflejo de la factura en ingresos de las medidas regulatorias anunciadas.

Normas
Entra en El País para participar