Transporte

Renfe pide permiso a Hacienda para abrir delegación en París

Desde la futura oficina pretende explotar servicios de alta velocidad en la línea Marsella-Lyon-París, y operar servicios regionales

El presidente de Renfe, Isaías Táboas.
El presidente de Renfe, Isaías Táboas.

El interés de Renfe por el mercado francés ha llevado a la compañía a iniciar los trámites para instalarse en París. La española persigue operar en la alta velocidad y en los servicios públicos regionales.

El consejo de administración ha dado luz verde esta tarde para que se inste la solicitud ante el Ministerio de Hacienda, que debe dar su permiso para abrir la sucursal en el país vecino. La intención de renfe es explotar la línea París-Lyon-Marsella con el AVE y operar las cercanías de Grand-Est y Haûts de France.

El intento de desarrollo de la española en el país vecino no está siendo sencillo tras la liberalización del transporte de viajeros en ferrocarril. El pasado mes de mayo Renfe exigió ante el regulador galo, la Autorité de Régulation des Transports (ART), que se cumplan las reglas del juego marcadas por la Comisión Europea. La queja se produjo tras meses de petición de reciprocidad en el país vecino respecto al trato que se ha dispensado  en España a Ouigo, filial low cost de SNCF.

El avance de Renfe hasta mitad de este año se veía entorpecida por dificultades para el acceso a información sobre la infraestructura o las especificaciones técnicas que deben cumplir los equipos de señalización. Otra barrera es la alta dependencia respecto a empresas del grupo SNCF, como Eurailtest y Materis, para realizar los ensayos y obtener respaldo técnico. Se trata de puntos esenciales para alcanzar las certificaciones y homologaciones.

Renfe lleva más de año y medio buscando soluciones para que sus unidades de la serie 100 de Alstom puedan seguir su viaje hasta París. Al mismo tiempo, Talgo está intentando homologar los trenes del modelo Avril (serie 106), que comenzará a entregar a Renfe este otoño.

Más internacional

La internacionalización es una de las vías de crecimiento previstas en el plan estratégico 2019-2023-2028. Europa y toda América, además de la operación en Arabia Saudí, deberían aportar el 10% de los ingresos del operador ferroviario a la vuelta de diez años.

Además de gestionar la línea de alta velocidad entre La Meca y Medina en Arabia, Renfe tiene el rol de gestor de la línea de promoción privada entre Dallas y Houston, en busca de financiación en EE UU, y es operadora en la sombra del mexicano Tren Maya.

Su último movimiento en la esfera internacional ha sido la toma del 50% del capital de la checa Leo Express, que ofrece licencias y recursos para actuar en República Checa, Eslovaquia, Polonia y Alemania.

Normas
Entra en El País para participar