gastronomía
6 fotos

Éleonore, camino de ser un gran restaurante en Asturias

En Salinas, frente al Cantábrico, la cocinera Cristina Arias cuida los detalles, en especial la cocina dulce

  • Frente al mar Cantábrico, en el paseo de la playa de Salinas, en Asturias. Este es el escenario exterior en el que se encuentra el restaurante Éleonore. El interior también es un espacio decorado con profusión de detalles –mármoles, terciopelos, tonos empolvados, fotografías, libros o ambientación musical– con una cocina a la vista del cliente, concebido por la cocinera y propietaria, Cristina Arias. Se trata de una propuesta diferente, refinada, con una cocina con mucha técnica y precisión, avalada por la trayectoria repostera de Arias. rn
    1Frente al mar Cantábrico, en el paseo de la playa de Salinas, en Asturias. Este es el escenario exterior en el que se encuentra el restaurante Éleonore. El interior también es un espacio decorado con profusión de detalles –mármoles, terciopelos, tonos empolvados, fotografías, libros o ambientación musical– con una cocina a la vista del cliente, concebido por la cocinera y propietaria, Cristina Arias. Se trata de una propuesta diferente, refinada, con una cocina con mucha técnica y precisión, avalada por la trayectoria repostera de Arias.
  • De hecho, la cocina dulce es el germen de este restaurante, que ofrece como pan un brioche con mantequilla, y es en los postres donde se eleva considerablemente el nivel de la propuesta gastronómica. rn
    2De hecho, la cocina dulce es el germen de este restaurante, que ofrece como pan un brioche con mantequilla, y es en los postres donde se eleva considerablemente el nivel de la propuesta gastronómica.
  • Ofrece dos menús degustación, que van cambiando en función de las estaciones: Olivia (12 platos, 60 euros, bebidas no incluidas) y Éleonore (16 platos, 88 euros, bodega aparte). El comienzo es con un aperitivo de pan fruto con berenjena, yogurt salado y pepino encurtido, una sardina marinada en sal cítrica, con helado de vermut y crema de aguacate, al que sigue uno de los platos más logrados del menú, como es la centolla del Cantábrico con yema de huevo sobre un crujiente de clara. rn
    3Ofrece dos menús degustación, que van cambiando en función de las estaciones: Olivia (12 platos, 60 euros, bebidas no incluidas) y Éleonore (16 platos, 88 euros, bodega aparte). El comienzo es con un aperitivo de pan fruto con berenjena, yogurt salado y pepino encurtido, una sardina marinada en sal cítrica, con helado de vermut y crema de aguacate, al que sigue uno de los platos más logrados del menú, como es la centolla del Cantábrico con yema de huevo sobre un crujiente de clara.
  • Prosigue con un boletus pinícola con escabeche y alcachofas, un langostino de Huelva a la cantonesa, con panceta ibérica, y un steak tartar de solomillo de ternera asturiana con mermelada de alcaparras y mantequilla de pimienta rosa. El siguiente bloque del menú se inicia con un buen arroz a banda, que llega a la mesa con una vistosa puesta en escena, con codornices a la brasa y remolacha asada, un salmonete del Cabo de Peñas, con calabaza y patata con mostaza, y magret de pato al kamado con ciruela de fresa.rn
    4Prosigue con un boletus pinícola con escabeche y alcachofas, un langostino de Huelva a la cantonesa, con panceta ibérica, y un steak tartar de solomillo de ternera asturiana con mermelada de alcaparras y mantequilla de pimienta rosa. El siguiente bloque del menú se inicia con un buen arroz a banda, que llega a la mesa con una vistosa puesta en escena, con codornices a la brasa y remolacha asada, un salmonete del Cabo de Peñas, con calabaza y patata con mostaza, y magret de pato al kamado con ciruela de fresa.
  • El postre estrella es el limón, un núcleo de caviar cítrico y menta, ganache de chocolate blanco y yuzu. Sorprende también el bizcocho de nueces pecanas, praliné, ganache de chocolate, toffee y helado de café. De la sala y bodega, con más de un centenar de referencias, se ocupa Guillermo González. Los domingos ofrece un brunch.rn
    5El postre estrella es el limón, un núcleo de caviar cítrico y menta, ganache de chocolate blanco y yuzu. Sorprende también el bizcocho de nueces pecanas, praliné, ganache de chocolate, toffee y helado de café. De la sala y bodega, con más de un centenar de referencias, se ocupa Guillermo González. Los domingos ofrece un brunch.
  • Éleonore: Pablo Laloux, Salinas (Asturias). Tel. 672 42 70 70. www.eleonoresalinas.com
    6Éleonore: Pablo Laloux, Salinas (Asturias). Tel. 672 42 70 70. www.eleonoresalinas.com