La batalla judicial entre Sandra Ortega y su exgestor se recrudece

La segunda mayor fortuna de España le demandó por administración desleal. Le denunció por usar supuestamente su firma para avalar a Room Mate.

Sandra Ortega, heredera de Inditex y segunda mayor fortuna de España.
Sandra Ortega, heredera de Inditex y segunda mayor fortuna de España.

La batalla judicial que emprendió Sandra Ortega, la segunda mayor fortuna de España, contra Jose Leyte, exgestor de la sociedad patrimonial Rosp Corunna del gigante gallego de la distribución, se recrudece. Ortega demandó en agosto a Leyte por haber suplantando su firma en distintas comfort letters, una suerte de avales que presentó la firma que dirige (Inditex) para financiar a una de sus participadas (Room Mate).

Ortega acusó a Leyte de administración desleal y falsedad documental al falsificar supuestamente su firma para que la cadena hotelera Room Mate, de la que Ortega es la segunda mayor accionista, con un 31% del capital, tuviera acceso a crédito bancario. Las comfort letters son una especie de cartas de patrocinio, que funcionan como garantías por el cual una empresa avala a otra y garantiza el pago de deudas contraídas por la primera con su propio patrimonio. La querella se centraba en que Leyte habría suplantado la firma de Ortega para facilitar hasta 140 millones de euros en créditos a Room Mate y que, una vez ejecutados esos avales por parte de la banca ante la falta de pago de Room Mate, Ortega se habría negado a pagarlos amparándose en esa supuesta falsificación.

En la vista oral iniciada esta mañana, José Leyte testificó durante una hora y demostró, según fuentes judiciales, con mensajes de móvil y pruebas documentales que Ortega, pese a ser la administradora única de Rosp Corunna, no firmaba todos sus documentos, sino que delegaba la firma entre sus trabajadores, entre ellos José Leyte. La declaración provocó que la banca acreedora, que se había presentado como perjudicada y supuesta víctima de Leyte por la firma de esas garantías, optara, siempre según esas mismas fuentes judiciales, por pedir la suspensión de la sesión con el fin de sopesar, en próximos días, una petición de comparecencia de Ortega como investigada, ante la sospecha de que era conocedora de la operativa. “Iban a hacer preguntas de las que se podían derivar la responsabilidad penal de Sandra Ortega [que no estaba presente en la vista] por lo que, para preservar sus derechos se suspendió para que acudiera asistida de un abogado que la defendiera”, aseguraron esas fuentes. La vista quedó ayer aplazada a la espera de las alegaciones de la banca y el pronunciamiento posterior del juez.

Ultima la venta del 30% de la hotelera

Fuentes cercanas a la hotelera fundada por Kike Sarasola confirman que en las dos próximas semanas podría cerrarse la salida de Sandra Ortega de Room Mate, de la que era la segunda mayor accionista con un 30% del capital con el anuncio del inversor que la sustituirá. La desinversión coincide con la salida de Ortega de todos los negocios inmobiliarios.

Normas
Entra en El País para participar