Arrancan las Juntas de Gobierno de la Abogacía con la condena al régimen talibán

La inauguración ha corrido a cargo de Victoria Ortega, del lehendakari Urkullu y del decano Carlos Fuentenebro

Victoria Ortega en las VIII Jornadas Juntas de Gobierno. Foto: Abogacía.es
Victoria Ortega en las VIII Jornadas Juntas de Gobierno. Foto: Abogacía.es

Este miércoles han arrancado las VIII Jornadas de Juntas de Gobierno de los Colegios de Abogados de España, que se celebran en Bilbao del 8 al 10 de septiembre. El palacio de Euskalduna ha acogido a más de 700 abogados de los 83 colegios existentes en el país dispuestos a debatir sobre los grandes retos que afronta la profesión. La abogacía acaba de estrenar un nuevo Estatuto que será punto de partida en muchos de estos diálogos. Asimismo, como ya sucedió en el encuentro de Granada de hace cuatro años, serán pieza clave los llamados “talleres de buenas prácticas” en los que los colegios compartirán sus mejores ideas.

El encuentro es el primero que se celebra en la profesión desde que en marzo de 2020 irrumpiera la pandemia del Covid-19 que ha trastocado la vida de la sociedad.

La inauguración ha estado precedida por una concentración en el exterior del Palacio de Congresos y de la Música Euskalduna Jauregia de una concentración de apoyo a la libertad de los ciudadanos y, especialmente, de las mujeres afganas bajo el lema de Libertad y dignidad para Afganistán. Abogacía española.

La situación que vive este país desde que el régimen talibán recuperó el poder, ha sido una de las reivindicaciones más valientes de la presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, Victoria Ortega. En su discurso de bienvenida, y tras el tradicional aurresku, Ortega ha reclamado alto y claro que se produzca una condena al régimen talibán y una acción conjunta de solidaridad con el pueblo afgano, especialmente desde la Unión Europea. Repitiendo las palabras que un día pronunciase Martin Luther King, la presidenta ha recordado que “nuestras vidas empiezan a terminar el día que guardamos silencio sobre las cosas que importan”.

La presidenta de la Abogacía ha desgranado después los hitos más importantes del programa que se desarrollarán a lo largo de las siguientes jornadas haciendo hincapié, entre otras cuestiones, en la necesidad de garantizar el secreto profesional como un derecho del cliente. El Estatuto, ha asegurado “lo refuerza como una garantía constitucional”, porque “la justicia obtenida a cualquier precio no es justicia”, ha reflexionado.

La bienvenida, que ha estado amenizada con las vibrantes actuaciones del grupo de danza Auskera, ha corrido a cargo de la famosa y dulce presentadora de televisión Anne Igartiburu. El aurresku, ha dicho, también es un texto de amor, pues dice “siempre contigo”.

Carlos Fuentenebro Zabala, decano del Colegio de la Abogacía de Bizkaia, en su calidad de anfitrión del encuentro, ha acogido a los presentes a una tierra de tradición: “Bilbao y la abogacía vizcaína os da la bienvenida; somos hospitalidad, afecto, gratitud”. Su discurso, construido con el sentimiento de orgullo (el lema de este encuentro es “Somos Abogacía”), ha puesto el acento en una cuestión que estará muy presente en estos días: la conciliación.

El momento más tenso se ha vivido cuando un grupo de asistentes se levantaban y amagaban con abandonar al escuchar al lehendakari, Iñigo Urkullu, dirigirse al respetable, en primer lugar, en esukera. El lehendakari ha dado la bienvenida a todos y ha desgranado en castellano y en euskera la política de Euskadi en materia de Justicia y los últimos acuerdos al respecto con el Gobierno de la Nación.

Urkullu se ha referido a la nueva estrategia integral plasmada en el Plan Udaberri, palabra que significa primavera. Precisamente, ha señalado, quiere ser “una primavera tras el crudo invierno del terrorismo en Euskadi”. Los objetivos del Ejecutivo vasco en esta materia, ha resumido, son el de la “humanización de la Justicia” y “asegurar el acceso a ella de los colectivos más vulnerables”.

Normas
Entra en El País para participar