EasyJet ampliará capital tras rechazar una oferta de compra de Wizz Air

La aerolinea low cost busca recaudar 1.400 millones de euros para ganar territorio a IAG y KLM

Aviones de EasyJet en Berlín 2021
Aviones de EasyJet en Berlín 2021 POOL

EasyJet intentará recaudar 1.400 millones de euros de sus accionistas para “acelerar su recuperación” con una nueva ampliación de capital. La aerolínea low cost ha indicado este jueves que con este nuevo ingreso pretende equilibrar sus cuentas y recuperar su capacidad prepandemia para 2023.

El director de la aerolínea, Johan Lundgen, ha revelado también que recientemente ha rechazado una oferta de compra total, pero se negó a revelar la identidad del ofertante. Lundgden ha agregado que la oferta que recibieron estaba “altamente condicionada”, por lo que les dejaba pocas opciones para maniobrar. Según la agencia Reuters, que cita fuentes cercanas a la operación, la oferta habría venido de su competidor Wizz, otra aerolínea low cost que opera sobre todo en Europa del este.

La Bolsa, sin embargo, no ha reaccionado positivamente a los anuncios de la aerolínea. Las acciones de la compañía cayeron en torno a un 10% después de anunciarse su plan de recaudación y el rechazo de la oferta de compra.

Según un documento enviado a sus inversores, EasyJet busca aprovechar la coyuntura de la recuperación del mercado aéreo europeo. Su objetivo es quitarle parte del mercado a aerolíneas tradicionales como British Airways de IAG y KLM, cuya reactivación todavía es lenta. Para esto pretende reforzar sus operaciones en Ámsterdam, Milán y Berlín, donde ya está fuertemente posicionada y puede ocupar la cuota de mercado de sus competidores.

La aerolínea también pretende extender su presencia en “ciudades claves” de toda Europa, pero concentrándose en mercados grandes y de bajo riesgo. Su plan incluye una inversión en sus “bases estacionales”, donde trabajan con tripulaciones a tiempo parcial por temporadas, y fortalecer sus instalaciones en Málaga y Faro (Portugal).

Pérdidas en el tercer trimestre

EasyJet no se encuentra a la cabeza de la reactivación de las aerolíneas low cost. La empresa tenía programado operar al 57% de su capacidad entre julio y septiembre. Sin embargo, en agosto sus competidores Ryanair y Wizz ya estaban trabajando al 75% y 85% respectivamente.

En julio, la aerolínea comunicó que en durante el tercer trimestre fiscal del 2021 había registrado unas pérdidas de 367 millones de euros antes de impuestos, lo que supuso un descenso del 8,2% con respecto a las pérdidas del mismo trimestre de un año antes. La compañía afirmó que estas pérdidas estaban alineadas con sus predicciones.

Normas
Entra en El País para participar