Economía

La inflación en la zona euro se dispara al 3%, récord de 10 años

La escalada del precio de la energía fue del 15,4% y provoca que el IPC se desboque

La inflación en la zona euro se dispara al 3%, récord de 10 años
EFE

La inflación está dispara no solo en España, con un alza interanual en agosto del 3,3%, sino también en toda la zona euro. Este martes, la agencia estadística de la UE ha publicado que el IPC subió en los países que comparten la moneda única un 3%, es la inflación más alta desde octubre de 2011. El precio de la energía, que escaló un 15,4%, fue el principal responsable.

De este modo, al excluir el impacto de la energía, la tasa de inflación registrada en agosto ha subido al 1,7% desde el 0,9% de julio, su mayor aumento interanual desde marzo de 2013. Asimismo, al dejar fuera el efecto del alcohol y el tabaco, los alimentos frescos y la energía, la tasa de inflación subyacente de la zona euro se ha situado en el 1,6% desde el 0,7% del mes anterior, la mayor subida desde julio de 2012.

Las subidas de los precios comienzan a hacer saltar las alarmas tanto en Estados Unidos, con una inflación superior al 5%, como en la zona euro. Estos indicadores son claves para las decisiones sobre política monetaria de los bancos centrales. La Fed ya ha anticipado que este año, previsiblemente, comenzará la retirada de estímulos (tapering, en el argot), si bien su presidente, Jerome Powell ha descartado una subida de los tipos de interés, que se sitúa en el 0%.

El IPC preliminar de agosto, con una subida del 3% supera el alza del 2,7% estimado por el mercado. El gran culpable, al igual que en España, de esta inflación es la energía, con unos precios que avanzan a un récord del 15,4%. Por países, Lituania y Bélgica lideraron la inflación del mes que finaliza hoy, con un 4,9% y un 4,7% respectivamente. Malta y Grecia son los países con las alzas de precios más moderadas, con respectivas subidas del 0,3% y del 1,2%.

En la última reunión del BCE, celebrada el pasado 22 de julio, hubo fuertes discrepancias entre los distintos banqueros. Varios de sus miembros están preocupados por que la nueva orientación sobre los tipos de interés pueda parecer una promesa de que van a dejarlos en niveles muy bajos durante mucho tiempo.

Normas
Entra en El País para participar