Reestructuración

PwC da luz verde a las cuentas de Abengoa de 2019 para llevarlas a junta en octubre

La compañía, en proceso de rescate, había publicado el informe de ese año, pero sin la opinión del auditor

Entrada de la sede de Abengoa en Sevilla.
Entrada de la sede de Abengoa en Sevilla. EFE

PwC ha dado luz verde a las cuentas de 2019 de Abengoa. La empresa publicó sus cuentas el pasado mes de febrero, pero sin el preceptivo visto bueno de su auditor. Este martes, la compañía ha informado a la CNMV de que ha incluido los informes de gestión y sus correspondientes informes de auditoría, en los que se advierte de la incertidumbre de su viabilidad a menos que se ejecute un rescate de la filial operativa, Abenewco 1. El administrador concursal, EY, por su parte, ha convocado una junta de accionistas el próximo 1 de octubre para aprobar las cuentas del mencionado ejercicio.

Abengoa SA, en concurso de acreedores desde el 26 de febrero, necesita tener en orden tanto las cuentas de 2019 como las de 2020 para que sea posible su rescate. El Estado, a través de la SEPI y de la aseguradora pública Cesce, los acreedores, liderados por Santander, y el inversor californiano Terramar buscan un pacto para tratar de preservar los activos del grupo. La misión es tener listo un preacuerdo a la vuelta del verano, según fuentes financieras.

La enésima fecha en rojo del calendario para el salvamento, casi eterno, de Abengoa es este viernes 3 de septiembre. Será entonces cuando venza el waiver (bula para no tener que hacer frente al pago) de los dueños de una parte de la deuda financiera de Abenewco 1, la filial operativa.

Todos los actores implicados están trabajando contra el reloj para evitar que se produzca la liquidación del grupo, en problemas desde 2015 y que ha superado el trago de dos rescates, en 2017 y 2019. Terramar ofrece 200 millones de euros, 140 en créditos y otros 60 millones en capital, con el objetivo de controlar el 70% de la filial. Pero la operación está condicionada la inyección de 249 millones por parte de la SEPI y a la concesión de avales por parte de los acreedores de 300 millones que deben ser blinados por Cesce.

La única oferta encima del tapete es la del fondo californiano Terramar, y es con este inversor con el que están trabajando todas las partes involucradas. Como ocurre en todas las empresas que solicitan dinero al fondo de rescate de la SEPI, Terramar ha de presentar una hoja de ruta de viabilidad para Abenewco 1. Será crucial que la empresa no se trocee, o que la reducción de tamaño sea la menor posible, y que se mantenga el empleo, especialmente en España La firma cuenta con una plantilla de 13.000 empleados, de los que más de 2.000 se ubican en España.

Sin embargo, los minoritarios agrupados en torno a AbengoaShares, una plataforma que representa más del 21% del capital social de la matriz, tratan de armar una oferta alternativa, según publicó CincoDías el pasado 27 de agosto.

Fuentes conocedoras de las intenciones de la agrupación explican que trabajan con dos posibles consorcios. El común denominador de estas propuestas será que el dinero que se aporte a Abenewco 1, la filial operativa, se irá a la compañía. La posibilidad de que lleguen a platearse dos ofertas alternativas a la de Terramar es remota, pero en AbengoaShares cuentan con libertad para elegir: no existe ningún compromiso de exclusividad. El gran requisito es que los tengan en cuenta a la hora de tomar las decisiones.

Normas
Entra en El País para participar