El Sepla urge a las aerolíneas a que abandonen los ERTE y negocien con las plantillas

El transporte aéreo mantiene a 5.500 empleados en paro temporal, un 15,6% del personal

Un copiloto de Ryanair comprueba los sistemas del avión antes del despegue.
Un copiloto de Ryanair comprueba los sistemas del avión antes del despegue.

Uno de los sindicatos más relevantes del sector aéreo, el Sepla, que representa a los pilotos, reclama a las aerolíneas con actividad en España la apertura de una nueva etapa de relaciones laborales para encarar la salida del profundo bache. Con el tráfico aéreo al 76% de lo que fue antes de la pandemia (183.267 vuelos en julio) y el volumen de viajeros en un 50%, el colectivo defiende que este verano es momento para abandonar el mecanismo de los ERTEs y buscar soluciones que repartan el peso de lo que resta de crisis entre empresas y trabajadores.

El sindicato ha recuperado en estos días el hilo argumental del inicio del verano, cuando su secretario general, Javier Fernández-Picazo, expresó en un artículo la necesidad de renunciar al salvavidas articulado por el Gobierno. Este se extiende por el momento hasta el 30 de septiembre, si bien hay voces que reclaman una nueva prórroga hasta finales de febrero ante el temor de un duro invierno.

Vistos los datos de actividad aérea de julio y el avance de la vacunación, desde el Sepla se argumenta que la recuperación se está consolidando. Aena resaltó la semana pasada un mejor comportamiento de la demanda por parte de los viajeros y en la oferta de las aerolíneas, con las operaciones domésticas como punta de lanza.

Las compañías recuperan un millar de efectivos en ERTE en lo que va de verano

En este contexto, Ryanair, Vueling y Easyjet tienen presupuestado crecimiento, al tiempo que Iberia, con más de un centenar de destinos activos, está retomando hasta el 60% de su capacidad respecto a los meses de verano de 2019. En medio de esta progresiva vuelta del sector, el sindicato de pilotos advierte que las compañías entraron en julio con más de 6.500 profesionales aún en ERTE.

Una situación que va mejorando con el paso de las semanas. El Ministerio de Inclusión y Seguridad Social ha informado de un descenso del 30% en los empleados del sector aéreo en ERTE entre finales de julio y el 13 de agosto, bajando a 5.500 personas en paro temporal. Esta cifra representa un 15,6% de las plantillas frente al 24,6% a 31 de julio.

El número de afectados por un ERTE en España es de 286.000 (600.000 menos que en el mes de febrero, pico de la tercera ola de la pandemia), de los que 200.000 están en suspensión total. Los sectores que han recuperado más empleo en lo que va de agosto han sido el de la producción de vehículos (un 42% menos de trabajadores en ERTE respecto a finales de julio), el transporte aéreo (el citado 30% de reducción), servicios de alojamiento (22%), y comidas y bebidas (11%). Salvo el primero, los restantes están íntimamente relacionados con la evolución del turismo.

Tres ejemplos

Desde el Sepla se destaca que solo tres aerolíneas con peso en este país, Ryanair, Easyjet y Eurowings, las tres extranjeras, comenzaron la temporada estival con sus plantillas de pilotos al completo. Ante esta situación, el colectivo critica que las españolas se sigan cobijando bajo una figura, la del ERTE por fuerza mayor, diseñado para momentos de extremada gravedad.

La mayor recuperación de empleo en agosto se da en la producción de vehículos, transporte aéreo, servicios de alojamiento, y comidas y bebidas

La posición del sindicato busca nuevas vías de negociación para evitar este tipo de solución excepcional y el perjuicio a la parte de los trabajadores. Y es que, recuerda, el diálogo social no es obligatorio en las compañías mientras persisten los ERTEs. Desde el Sepla se asegura desde el pasado mes de junio que la situación económica de numerosos pilotos y resto de tripulantes es dramática.

Entre las aerolíneas, sin embargo, se sigue hablando de fuerte incertidumbre motivada por las nuevas cepas del coronavirus y las posibles restricciones a la movilidad. La actividad del largo radio continúa muy afectada por la pandemia y se han reducido flotas para adaptar los costes a la sequía de ingresos que ha durado más de un año.

Normas
Entra en El País para participar