Afganistán

Los talibanes entran en Kabul y Occidente inicia la evacuación

El presidente afgano abandona el país; EE UU y varios países trasladan sus embajadas al aeropuerto

Un helicóptero de transporte militar Chinook vuela sobre Kabul hoy 15 de agosto.
Un helicóptero de transporte militar Chinook vuela sobre Kabul hoy 15 de agosto. AP

Las milicias talibanes han entrado en la capital afgana, Kabul, completando de este modo la veloz toma de control del país paralela a la salida de las útlimas tropas estadounidenses. Tras capturar esta semana la mayor parte de las capitales provinciales, en casi todos los casos con escasa oposición, los talibanes habían rodeado la capital desde primera hora de la mañana, a la espera de una transición pacífica.

Pocas horas depsués el presidente Ashraf Ghani, apoyado por EE UU, abandonaba el país, mientras los talibanes entraban finalmente en la ciudad para evitar, dijeron, robos ante la huida de las fuerzas de seguridad, una presencia de los insurgentes en las calles de la que Efe fue testigo.

"Para evitar actos de saqueo en Kabul y que los oportunistas no hagan daño a la gente, el Emirato Islámico (como se autodenominan los talibanes) ordenó a sus fuerzas entrar en las áreas de Kabul de donde salió el enemigo", aseguraron los talibanes en un comunicado. Previamente habían asegurado que no entrarían en Kabul hasta que se produjera una transicion de poder pacifica; no obsntate insistieron en que la población "no debe temer a los muyahidines".

Afirmaron que sus combatientes entrarán en la ciudad "con calma, no se meterán con nadie. Los militares y los empleados civiles del Gobierno deben confiar en que nadie les hará daño". "No le está permitido a ningún combatiente entrar en casa alguna o torturar o molestar a nadie", sentenciaron.

Mientras tanto, las potencias occidentales se apresuran a intentar evacuar de la capital a su personal diplomático, ciudadanos que permanecen en el país o trabajadores afganos que han colaborado con los extranjeros. A la espera de que se concrete dicha evacuación, Estados Unidos y otros países occidentales han trasladado al personal de su embajada al aeropuerto de Kabul, que se ha convertido en una improvisada sede diplomática donde se tramitan a toda prisa los preparativos para una salida de Afganistán.

En declaraciones a la cadena ABC News, el secretario de Estado estadounidense, Anthony Blinken, dijo que se está trabajando "para asegurarnos de que nuestro personal está seguro y a salvo. Estamos trasladando a los hombres y mujeres de nuestra embajada a un lugar en el aeropuerto". Blinken no quiso confirmar del todo si se cerrará y abandonará el complejo de la embajada en Kabul, pero reiteró que la "presencia diplomática mínima" que EE UU ha decidido mantener en la capital afgana operará desde el aeropuerto mientras se evacúa del país al resto del personal.

Este fin de semana se espera que lleguen a Kabul una mayoría de los 4.000 militares estadounidenses que el Pentágono ha decidido enviar a la capital afgana para la evacuación de la mayor parte del personal de la embajada de EEUU y de ciudadanos afganos. Esa evacuación comenzó ya, con el continuo vuelo de helicópteros que llegan y luego abandonan la embajada estadounidense en Kabul.

Otros países como Canadá, Alemania, Reino Unido o España también han anunciado la próxima evacuación de parte del personal de sus embajadas y de otros ciudadanos afganos con sus familias que trabajaron codo con codo con ellos durante estas dos décadas, aunque la entrada de los talibanes en Kabul puede complicar los planes.

Francia o Alemania también han trasladado sus legaciones diplomáticas, mientras España evacuará de Afganistán a todo el personal de su embajada y a centenares de afganos que colaboraron durante las misiones militares y los proyectos de cooperación españoles, informaron hoy a Efe fuentes diplomáticas. Los ministerios de Exteriores y Defensa cerraron la logística, el número de personas que serán repatriadas y los aviones que se emplearán en esta misión, indicaron las fuentes, que señalaron que en cuanto las circunstancias lo permitan comenzará la evacuación, que incluirá también a los afganos y al personal diplomático, funcionarios y personal de seguridad de la embajada, así como a los seis españoles que están registrados como residentes en Afganistán.

Normas
Entra en El País para participar