Energía

OHLA busca crecer en la eólica con Ecoventia, una de las firmas ejecutadas a Villar Mir

La filial de Pacadar construye torres de hormigón de gran altura para aerogeneradores

Torres de hormigón de Ecoventia para aerogeneradores.
Torres de hormigón de Ecoventia para aerogeneradores.

El esperado desarrollo de OHLA en la construcción de parques de energías renovables se va a apoyar en buena parte en una pequeña firma recién incorporada al perímetro de la compañía: Ecoventia.

Se trata de una de las marcas que ha pasado de manos de Grupo Villar Mir a la constructora que preside Luis Amodío como pago de la deuda que el holding de Juan Miguel Villar Mir tiene con su participada. A primera vista, OHLA dejó de ingresar en efectivo cuando más lo necesitaba, pero este cobro en especie promete convertirse ahora en una clara puerta de entrada en la energía eólica.

Ecoventia cuelga de la especialista en la fabricación y montaje de estructuras de hormigón Pacadar, que también fue a manos de OHLA, y otorga a la constructora una patente para construir fustes de hormigón pretensado para aerogeneradores. Las torres de Ecoventia son capaces de alcanzar entre 150 y 180 metros de altura, donde OHLA contará con escasa competencia. Los fustes convencionales, de acero, se quedan por debajo de los 100 metros, lo que ofrece al de hormigón la ventaja de encontrar más rendimiento en el régimen de viento por su mayor altura.

Ecoventia investiga desde 2006 el uso del hormigón para fustes eólicos

La torre ejecutada en hormigón también es capaz de reducir las vibraciones que sufre la columna metálica, explican fuentes de la compañía, lo que se traduce en un menor coste de mantenimiento por aerogenerador. Una ventaja más es el corto plazo de construcción.

“A partir de esa patente desarrollada por Pacadar y Ecoventia queremos crecer lo máximo posible”, explican desde OHLA. La última generación del modelo de torre prefabricada fue lanzado a finales de 2018.

El plan de OHLA en las energías alternativas contempla la construcción para terceros, entre ellos Villar Mir Energía, y la promoción propia. En una reciente entrevista concedida a Cinco Días, el consejero delegado de OHLA, José Antonio Fernández Gallar, manifestó que la empresa “no planea comprometer grandes cantidades de capital propio en ningún tipo de proyecto, ni concesional ni en renovables ni en el inmobiliario”. Pero OHLA está decidida a actuar en los tres campos con socios financieros.

Recorrido en I+D

Una vez ejecutadas las garantías a Grupo Villar Mir, que amortizó 88 millones de deuda el pasado marzo con la entrega de Pacadar y sus distintos negocios relacionados con el hormigón, OHLA se ha hecho con una trayectoria de años en I+D enfocada a instalaciones eólicas. Ecoventia comenzó a investigar el comportamiento del hormigón pretensado en 2006 y ahora pasa a engrosar la oferta de servicios de la división de construcción industrial de OHLA.

Esta última viene de ejecutar la mayor cementera de Colombia, Ecocementos, para la española Cementos Molins y de poner en marcha plantas fotovoltaicas tanto en Latinoamérica como en España, pero tiene escaso bagaje en la eólica.

La empresa desarrolla fábricas móviles para instalaciones en el exterior

En uno de sus hitos recientes, OHLA ha entregado, junto a Sener, un ciclo combinado en México, El Empalme, de 770 megavatios (MW) y más de 400 millones de euros en obras. Por ello, no se trata de estrenarse en renovables sino de acelerar en terrenos poco abonados para la compañía.

“En la energía fotovoltaica y eólica nos gustaría, con humildad y con prudencia, compartir nuestra faceta de constructores con la de promotores”, explican desde la empresa. Un modelo que repite el de su negocio de construcción y explotación de infraestructuras.

Ecoventia ha venido trabajando en España desde distintos puntos de producción, sirviendo también a los países del entorno, tanto en Europa como en el Norte de África.

Para el salto a nuevas geografías ha desarrollado un concepto de fábricas móviles de prefabricados en hormigón que pueden instalarse prácticamente a pie de obra; en este caso junto al parque eólico a construir.

Integración

OHLA acaba de fusionar sus filiales OHLA Industrial y OHLA Mining and Cement. Se busca con ello centralizar recursos; contar con una estructura que facilite la captación de sinergias; optimizar el uso del capital circulante, y ganar capacidad para obtener garantías y recursos financieros. La empresa resultante cuenta con un capital social que roza los 48 millones.

El grupo espera unos ingresos por encima de los 200 millones anuales para esta división hasta 2023. El nivel de contratación mínimo previsto supera los 300 millones por ejercicio. Un mayor ritmo de entrada de proyectos será básico para alimentar una escueta cartera de 125 millones, lo que supone 9 meses de actividad.

Al cierre del primer semestre OHLA Industrial trabaja esencialmente en España y Chile, facturó 92,5 millones, en línea con el periodo comparable de 2020, y el ebitda bajó un 59%, hasta los 3 millones. La empresa lo achaca a la ralentización en la ejecución de proyectos por la pandemia.

Experiencia probada en plantas solares

España y Latinoamérica. El grupo OHLA ha sumado la construcción de proyectos energéticos por un total de 1,5 GW principalmente en España y Latinoamérica. En este país cuenta con referencias como las termosolares de Arenales (50 MW), en Sevilla, y Puerto Errado (30 MW), en Murcia; el parque eólico Valiente (20 MW), en Huesca, y la planta de biomasa San Juan del Puerto (50 MW), en Huelva. También es autora de las plantas fotovoltaicas Trujillo III (11 MW), La Olmeda (6 MW), y Zafra (50 MW). En Latinoamérica ha levantado instalaciones en Guatemala, Uruguay, México y Chile.

Incursiones. Una fotovoltaica de 20MW en Tucson (Arizona) fue la primera experiencia de OHLA en el mercado estadounidense de las renovables. En Jordania también fue autora de los parques solares de Al Mafraq y Empire I, ambos con 65 MW de potencia instalada.

Garantías. OHLA Industrial es uno de los grandes negocios del grupo puestos en garantía ante los bonistas tras la reciente reestrucuración financiera. Junto a esta división figuran la de construcción internacional, servicios, desarrollos o la concesionaria Senda Infraestructuras.

Normas
Entra en El País para participar