Pequeña Moma, ropa para mujeres reales diseñada en Murcia

Nacida en 2013, actualmente vende en seis centros de El Corte Inglés

Aprovecharon 2020 para optimizar la web y digitalizar procesos

Pequeña Moma
Ropa y accesorios para mujer en una tienda de Pequeña Moma.

Un negocio de ropa de niño fracasado a sus espaldas, pero la necesidad, y muchas ganas, de trabajar para sacar adelante a su familia. Esos fueron los mimbres con los que Paloma Jáudenes, cofundadora y directora general de Pequeña Moma, ha tejido desde Murcia un negocio de ropa y complementos que busca vestir, con naturalidad, frescura y toque mediterráneo, a personas reales.

Empezó en 2013, con una pequeña tienda escondida entre soportales de Cartagena. Ofrecía ropa y zapatos para niños, una cuestión de la que Jáudenes entendía, dado que ya tenía cuatro hijos. Pronto vio la oportunidad de vender referencias también para las madres y... ¡bingo! Hoy, Pequeña Moma, nombre en honor a su cuarta hija Paloma, sobresale por sus colecciones para mujer, aunque ha mantenido la oferta para niño y también tiene prendas de hombre.

Capazos Astus
Todos los collares y capazos están elaborados por miembros de la Asociación Tutelar de la Persona con Discapacidad (Astus) de Cartagena.

Poco a poco fueron abriendo nuevas tiendas, todas dentro de la Región de Murcia, hasta que un día recibió una llamada inesperada: El Corte Inglés de Cartagena, el mismo centro en el que había trabajado años antes atendiendo el teléfono, quería vender su ropa.

“Parecía Paco Martínez Soria yendo a la central de Madrid a ver gente importante. Me tuve que tomar una tila, pero negocié muy bien y vieron la ilusión que tenía”, recuerda. Ahora sus colecciones se venden en corners de seis centros: Córdoba, Jaén, Valencia, Alicante, Albacete y Cartagena. Pronto también se podrá comprar en la web del gigante de la distribución.

Me costó entender el online: que hubiera 40.000 visitas y solo tres ventas. Te digo yo que si entran 40.000 personas a mis tiendas físicas y estoy yo, 35.000 se van con bolsa

Paloma Jáudenes, cofundadora y directora general

Aunque de los 14 puntos de venta la tienda que más factura es la de Murcia capital, están sorprendidos por la buena marcha de los puntos de venta en El Corte Inglés, con crecimientos del 30%, mientras que las tiendas de verano ubicadas en playas murcianas, que el año pasado salvaron las cuentas de la compañía –“negociamos alquileres muy baratos y abren siete días a la semana”, resalta la fundadora–. esta temporada están dando menos alegrías.

La cifra

Esparteñas Caravaca
El top venta de la temporada son las esparteñas, confeccionadas artesanalmente en Caravaca.

30% es el crecimiento previsto para 2021. La pandemia provocó ­caídas del 18% en 2020. Sin embargo, en 2021
pretenden llegar a facturar 2,5 millones de euros.

Efectivamente, 2020, como para la mayoría de las pequeñas empresas, fue un año difícil, pero del que salieron transformados digitalmente. “El confinamiento nos pilló retirando las rebajas y, de repente, todas las tiendas cerradas y dependiendo solo de la web, que era el patito feo, la última tienda a la que prestábamos atención”, reconoce.

Tuvieron que espabilar para mejorar la usabilidad, que no era buena, y lo consiguieron. El objetivo ahora es convertir la web en la principal tienda. Este año la previsión es que un 10% de la facturación total provenga de ese canal.

“Lo online es muy difícil y me costó mucho entender que tuviéramos 40.000 visitas pero solo tres ventas”, comenta Jáudenes. Y agrega: “Te digo yo que si entran 40.000 personas a mis tiendas físicas y estoy yo, 35.000 se van con bolsa”.

Algunas pinceladas

Paloma Jáudenes
Paloma Jáudenes, cofundadora de Pequeña Moma.

Inicios. El capital inicial fue de 30.000 euros –la mitad se destinó a la adecuación del local, mobiliario, suministros, etc., y el resto, a la compra de mercancía–, con una deuda de 100.000 euros provenientes de una póliza de crédito del negocio anterior.

Plantilla. Cuando montaron la empresa, en 2013, eran solo dos personas; en la actualidad, Pequeña Moma da trabajo a 48, un 90% de ellas, mujeres.

Proveedores. Siempre que pueden se apoyan en colaboradores españoles, preferiblemente de Murcia. Todo se diseña en la región, el 65% de los proveedores son españoles. La firma intenta que la producción no se deslocalice. Actualmente todo su calzado se fabrica en España.

Exportar. Contempla exportar la marca y, de hecho, ha tenido pedidos, “pero me gustaría centrarme en ser la mejor a escala nacional. Tener una buena logística, un buen online, no tener rupturas de stock; en definitiva, ordenar antes bien los cimientos. Pero a medio plazo, el salto lo tendremos que dar”, asegura Paloma Jáudenes.

De modelos de la casa a la moción de censura a Rajoy

Mariano Rajoy corbata Pequeña Moma
El expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con la corbata que lució el día de la moción de censura.

Si algo hace única a esta marca es que no utiliza modelos profesionales. Las mujeres que lucen la ropa en su página web son las propias trabajadoras de Pequeña Moma, la mejor manera de “mostrar cómo quedan nuestras prendas en personas reales, algo cada vez más valorado por los clientes”.

Hace tres años, en un primer intento de integración con la web de El Corte Inglés –“por entonces, digitalmente no estábamos preparados. Ahora ya sí”, aclara Jáudenes–, “contratamos a una niña monísima, escandinava, esquelética perdida. Fue un desastre en redes sociales. Bajamos los Me gusta y todo eran críticas de nuestras clientas. Es verdad que la gente quiere mujeres reales, que tengan el brazo gordo… ¡celulitis!”.

Así que decidieron seguir adelante con las mujeres de la casa, que las hay de todas las tallas y estilos: “Irene, que acaba de dar a luz, está más gordita. Rosa tiene 52 años y está estupenda. Yo, que soy una talla M. La jefa de administración, que es más bajita”, describe.

En 2018 contaron con un modelo, también amateur, inesperado: el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. El gallego lució una llamativa corbata verde con las raspas de pescado características de la marca justo el día que afrontó la moción de censura que le apeó del cargo.

Los medios de comunicación indagaron el origen de la curiosa corbata y lo encontraron en Murcia. El presidente de la región, Fernando López Miras, se la había regalado. El complemento voló de las estanterías de las tiendas en solo unas horas.

Normas
Entra en El País para participar