Director de inversiones de Caja de Ingenieros

Didac Pérez: “Las compañías con integración de factores ASG son las que aportan valor”

Asía es su principal apuesta en emergentes, con China a la cabeza pero sin olvidarse de India o el sudeste del continente, “economías muy vibrantes”

Didac Pérez, director de inversiones de Caja Ingenieros.
Didac Pérez, director de inversiones de Caja Ingenieros.

Lleva casi diez años en Caja de Ingenieros Gestión, entidad que está demostrando su convicción hacia la inversión socialmente responsable. De hecho, nueve de sus 13 fondos promueven características ambientales, sociales y de buen gobierno (ASG) en sus procesos de inversión, cumpliendo el artículo 8 del Reglamento de Finanzas Sostenibles de la UE. Actualmente gestiona las estrategias de renta variable ibérica y de emergentes.

¿Cómo definiría su filosofía de inversión?

Un poco ecléctica. Aunque sí es cierto que hay ciertas características que se repiten en nuestras carteras, particularmente en los portfolios de renta variable. Primero es el horizonte temporal de largo plazo, algo en lo que tratamos de focalizarnos y nos diferencia, en cierta medida, de algunos de nuestros competidores. También tenemos carteras concentradas porque los gestores somos los que analizamos todas y cada una de las compañías y al no tener un equipo enorme, nuestros recursos y tiempo son limitados. La cartera del Iberian Equity se acerca a los 30 valores. Además, un 60 o un 70% de los valores no se solapan con los índices de referencia, con lo que el comportamiento va a divergir, para bien o para mal. Aunque pensamos que a largo plazo es para bien ya que tenemos total convicción en las ideas en las que invertimos.

Estar poco correlacionado con el Ibex hace que hoy el fondo de Bolsa ibérica esté por detrás.

Siempre sucede cuando hay comportamientos positivos y muy marcados porque las compañías en cartera tienen un carácter menos cíclico del que pueda tener el mercado, con lo cual en las recuperaciones en uve como las que hemos vivido recientemente, siempre nos quedamos por detrás. A medida que se va normalizando el entorno, volvemos a recuperar y a rendir como deberíamos.

¿Cómo seleccionan las compañías en las que invierten?

Analizamos su negocio dentro de la industria, si existe alguna ventaja competitiva y nos gusta que no presenten una posición financiera de estrés que le pueda suponer futuros problemas en coyunturas difíciles de mercado, como la que tuvimos el año pasado. Otro punto importante es el análisis cualitativo del equipo directivo. Ver en qué medida sus intereses están alineado con todos los accionistas, no solo con los mayoritarios. Y su capacidad de generación de valor también hacia los bonistas, trabajadores, el medio ambiente, etc. Esto es importante porque nos hemos dado cuenta de que las mejores oportunidades no son aquellas que se centran exclusivamente en los accionistas, sino las que prestan atención a toda la cadena de valor: proveedores, clientes, trabajadores, medio ambiente, etc... Son esas compañías con integración de factores ASG las que te añaden valor con respecto al promedio de mercado. Estamos convencidos de que necesariamente los retornos vienen de la mano de buenas prácticas ASG. Además, tenemos cierto sesgo al crecimiento de calidad o a precios razonables.

Y fruto de esos análisis financieros y extra financieros, ¿Cuáles son las principales posiciones?

En términos ibéricos a cierre de junio, el top 5 era Cellnex, Inditex, Amadeus, Vidrala y Coca-Cola Europacific Partners.

¿Han rotado para adaptarse al ciclo económico?

Hemos abierto la parte más pro cíclica, especialmente a raíz del anuncio del descubrimiento de las vacunas, pero diría que el grueso de la cartera no ha cambiado en el último año y, de hecho, no deberíamos esperar que haya grandes cambios por la convicción que tenemos en esas compañías. Lo que sí que puede moverse es el peso que tengan esos nombres en la cartera.

También gestiona el fondo de emergentes. ¿En qué mercados ve más oportunidades?

Intentamos no sacar la bola de cristal para hacer proyecciones de futuro, pero por el posicionamiento de Caja de Ingenieros Emergentes yo diría que las mejores historias de crecimiento están en Asia. Pero son mercados muy heterogéneos y es importante comprobar que su crecimiento nominal redunde en crecimiento real, y que este no se vea diluido por la depreciación de divisa. Y también que el entorno institucional-jurídico sea lo más pro occidental posible, para que nos defienda ante ciertas eventualidades. A diferencia de lo que hacemos en otros fondos, en el Caja de Ingenieros Emergentes sí que intentamos poner una capa macroeconómica, no para ver cuáles van a ser las mejores áreas geográficas o países, sino para descartar todos aquellos en los que la probabilidad de que pueda haber algún problema en el futuro sea significativa. Y en Asia es dónde vemos más oportunidades. Pero no solo en China, también en otras zonas como la India o el sudeste asiático. Al final, no dejan de ser economías muy vibrantes, con mucho emprendimiento y lo estamos viendo en las diferentes salidas Bolsa que se están produciendo en India o Indonesia.

Otras gestoras españolas utilizan fondos de fondos, pero ustedes invierten directamente en emergentes. ¿Es posible sin un equipo de grandes dimensiones?

Al final es trabajar línea a línea con las compañías, a través de videoconferencias y con sentido común. Con esa capa macro y la elección del mejor grupo de compañías, buscamos reducir la probabilidad de equivocarnos en el futuro. En estos años hemos aprendido mucho y, de momento, los números nos dicen que lo estamos haciendo de forma bastante satisfactoria.

Y en el caso de estos mercados emergentes, ¿qué importancia tienen los aspectos ASG?

Si comparamos los retornos históricos por zona geográfica entre índices estándar e índices ASG, a nivel global no vemos diferencias significativas, principalmente porque en Estados Unidos la inversión socialmente responsable está muy retrasada. En cambio, en Europa y, sobre todo, en emergentes, si eres capaz de seleccionar compañías con buenas métricas ASG hay resultados sorprendentes. Las compañías de emergentes con mejores métricas ASG doblan el retorno del índice normal a diez años. Que haya empresas que no tengan alineados los intereses de la dirección con los accionistas minoritarios, o que están en entornos donde la solidez institucional deja mucho que desear son aspectos que tienen mucho impacto en su comportamiento en Bolsa.

Tienen fondos de Bolsa española, europea, emergentes, americana... ¿Dónde ven más potencial para el segundo semestre?

Cuando enfocamos las estrategias, tratamos de no hacerlo a menos de 18 meses porque las inversiones necesitan tiempo para madurar. No obstante, con todas las variables macro y micro que se están produciendo, no creemos que vaya a ver muchas divergencias con lo que hemos visto durante la primera parte del año. Probablemente el punto álgido de crecimiento en Estados Unidos lo hemos tenido en el segundo trimestre, mientras que en Europa lo tendremos, si no cambian mucho las cosas, en el trimestre siguiente.

¿Qué riesgos observan?

Aparte de la pandemia, hay otros puntos importantes que solucionar que pivotan en torno a los niveles de inflación y a ciertos cuellos de botella que se están produciendo en determinadas industrias. Podrían poner en riesgo no tanto los crecimientos en ventas, como los márgenes empresariales. Hay que ver en qué medida esos cuellos de botella se pueden solucionar y la capacidad de esas compañías para aguantar el aumento de los costes, Si lo son, no necesariamente lo tiene que hacer mal en un entorno de mayor inflación.

Normas
Entra en El País para participar