El PIB vuelve al terreno positivo tras el estado de alarma y avanza un 2,8% en el segundo trimestre

La economía vuelve a crecer en primavera, con un avance anual del 19,8%, y un incremento de 2,8 millones de puestos de trabajo equivalentes en 12 meses

La economía española parece haber abandonado finalmente el terreno negativo en el que ha incurrido durante dos periodos diferentes como consecuencia de la crisis del Covid y culmina la primavera protagonizando ya un sólido avance, del 2,8% intertrimestral, que conjura el riesgo de una nueva recesión. En tasa anual, que compara con el periodo del Gran Confinamiento, el salto es del 19,8%.

Así lo recogen los datos de Contabilidad Nacional Publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que contrastan con el retroceso del 0,4% vivido en el primer trimestre del año (cuando la caída anual era del 4,2%) y con el cierre prácticamente plano (aunque ligeramente positivo) del año pasado.

Conviene poner en contexto lo inusitado de un avance intertrimestral del 2,8% en la economía española. Los picos más elevados de la última década se han limitado al 1,1%, y la única cifra que supera la nueva marca es el excepcional rebote económico de doble dígito registrado en verano pasado tras el fin del Gran Confinamiento.

Después de todo, la pandemia ha provocado los mayores vaivenes del PIB en tiempos de paz. Tan solo dos semanas de estado de alarma a cierre de marzo de 2020 bastaron para provocar un retroceso económico del 5,4% en el primer trimestre del año, superando el descenso de la crisis financiera de 2008.

El Gran Confinamiento y la paralización de toda actividad no esencial dieron paso a una debacle, una caída del PIB del 17,8%. Posteriormente, la reapertura del verano, aunque a medio gas, proporcionó en comparación un ascenso del 17,1%. La montaña rusa económica generada por el Covid saldó el otoño en el 0,0% de crecimiento. El año se saldó con una inédita pérdida de volumen del 10,8%. Finalmente, la virulencia de la nueva ola de Covid y del temporal Filomena provocaron un nuevo descenso en el inicio de 2021 que ahora parece quedar ya atrás.

La valoración de Calviño

“Los datos que hemos conocido esta semana confirman que está en marcha una fuerte recuperación económica, acompañada de un buen ritmo de creación de empleo. Gracias a la vacunación y a la eficaz respuesta que hemos dado en el plano económico y social seguimos cerrando la brecha generada por la pandemia para lograr una recuperación plena en 2022”, ha celebrado la vicepresidenta primera del Gobierno, y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.

“Nuestra prioridad es consolidar el crecimiento y el buen ritmo de creación de empleo y lograr una salida muy diferente a la de la anterior crisis financiera, más rápida, más sólida, más sostenible e inclusiva, que cree empleo de calidad y no deja a nadie atrás”, ha defendido en un vídeo difundido por su Ministerio.

Repunte de la demanda nacional

El nuevo avance de la economía española coincide con un periodo en el que se comenzaron a dejar atrás las restricciones impuestas para hacer frente a la tercera ola del Covid, se levantó el estado de alarma nacional vigente desde el pasado otoño, y muchos negocios comenzaron a aprovechar el arranque de la temporada estival.

Como resultado la demanda nacional aportó 20,3 puntos al crecimiento interanual del PIB (22,9 más que entre enero y marzo), mientras que la demanda externa aportó -0,5 puntos (1,1 más que en el invierno).

Dentro de este capítulo ha sido clave el repunte del 20,8% interanual en el gasto en consumo final, un avance de 23,1 puntos sobre la del primer trimestre. El de los hogares se eleva un 29,5% interanual (33,7 puntos extra sobre el invierno), mientras que el de la Administración Pública sube un 3,4% (dos décimas más).

Por su parte, la formación bruta de capital crece un 18,9% interanual (22,9 puntos más en el trimestre), mientras que la inversión en activos fijos materiales crece un 22,7% (26,6 puntos más). Por componentes, la inversión en vivienda aumenta 21,1 puntos (del -10,7% al 10,4%) y la destinada a maquinaria y bienes de equipo y sistemas de armamento salta en 39,1 puntos (crece un 45,3% frente al 6,2% del primer trimestre). La inversión en propiedad intelectual avanza un 8,9% (8,5 puntos más).

La demanda externa

En el caso de la demanda externa, las exportaciones suben un 34,1% interanual (43,8 puntos más que en el trimestre anterior) gracias al fuerte avance interanual de las exportaciones de bienes (del 3,1% al 34,1%) y servicios (del -40,3% al 34,4%), destacando en este último terreno el gasto de no residentes en el territorio económico (del -91,2% al 2,406,1%).

Las importaciones, por su parte, suben un 36,8% anual (42 puntos más en un trimestre), aceleración fundamentada en el comportamiento de los bienes (del -0,4% al 37%) y servicios (del -26% al 35,3%). El gasto de residentes en el resto del mundo, a su vez, saltó del -85,6% al 4.211,2%).

La reactivación laboral

En términos laborales, esta evolución arrojó un incremento intertrimestral del 4,4% en el número de horas trabajadas, si bien como resultado de un -0,2% en las jornadas a tiempo completo y un avance del 4,6% en las parciales.

Analizando la variación interanual, las horas trabajadas suben un 28,8% (32,4 más que a inicios del año), con aumentos del 18,9% en la jornada a tiempo completo, lo que supone 2,82 millones de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo en el último año.

Por sectores, el aumento de las horas trabajadas en la Construcción es del 44,9% (44,1 puntos en el trimestre); el de Servicios es del 30,6% (34,5 puntos más); y las ramas primarias de actividad suben un 5,9% (4,6 puntos más).

Como resultado, las ramas industriales arrojan una tasa de crecimiento interanual del 10,2% (15,7 puntos más en el trimestre); la Construcción un avance del 29,7% (28,6 más); Servicios, un 20,1% (21,9 puntos extra); y el sector primario un 5,4% (3,2 puntos).

Del lado de las rentas, la remuneración de los asalariados crece un 18% interanual (20,8 puntos más en el trimestre). Por su parte, el coste laboral unitario se sitúa en el 0,7% en el último trimestre. El deflactor del PIB, por su parte, aumentó un 1,1% en el segundo trimestre del año, dos décimas menos que en el anterior.

Normas
Entra en El País para participar