El control de costes da ventaja a Barclays sobre Deutsche Bank

Los inversores sospechan que ambos tendrán dificultades para mantener sus resultados

Barclays ofrece una mejor protección contra una caída de la cotización que Deutsche Bank, gracias a su mayor eficiencia.

La fuerte reducción de las provisiones y los buenos resultados de ambos respectivos bancos de inversión les ayudaron a recuperarse de la caída en picado de la pandemia. Aunque los ingresos del segundo trimestre de la unidad de renta fija de Deutsche bajaron un 11% respecto al mismo periodo del año anterior, se mantuvieron mejor que sus rivales de Wall Street. Mientras, el aumento de las comisiones de asesoramiento elevó el beneficio trimestral antes de impuestos de banca de inversión a 1.000 millones, un 7% más que en el mismo periodo del año anterior. La historia es similar en Barclays, donde el auge de las comisiones por fusiones compensó un trading menos frenético en bonos y acciones.

Los buenos resultados llevaron a Deutsche a abandonar su objetivo de limitar los costes a 16.700 millones en 2022: limitará los gastos al 70% de los ingresos. Ello indica renovada confianza en que el cambio de rumbo está dando sus frutos. Y le da un mayor margen para elevar el salario de los banqueros que aporten más negocio.

Necesitará muchos más ingresos. Suponiendo que las proyecciones de costes de los analistas sean correctas, necesita generar 25.600 millones en ingresos en 2022 para alcanzar el objetivo de eficiencia y superar su umbral de ROTE del 8%: 2.000 millones más de ingresos de lo que los analistas esperan. A medida que la actividad en los mercados se normaliza, este optimismo puede resultar erróneo.

Barclays cree que los costes previstos, de unos 16.300 millones de euros este año, deberían permanecer relativamente constantes. Eso le da un colchón: incluso si los ingresos de 2022 se mantienen estables con respecto a los 25.000 que los analistas esperan para este año, puede ganar un ROTE del 10%.

Deutsche cotiza un 55% por debajo del valor contable tangible, y Barclays, un 38%, lo que sugiere que los inversores sospechan que ambos tendrán dificultades para mantener sus cifras. Si los ingresos decepcionan, Barclays tendrá ventaja por su control de costes.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías