Revolución tecnológica en la aldea asturiana

CTIC RuralTech es un centro de innovación en el medio agrícola

La realidad virtual es una de las herramientas para mejorar la calidad de vida de las personas que viven en las zonas rurales.
La realidad virtual es una de las herramientas para mejorar la calidad de vida de las personas que viven en las zonas rurales.

Tractores autónomos para el desbroce, unas gafas de realidad virtual que nos introducen en una cueva donde se elaboran quesos o un código en una botella de sidra que nos muestra el viaje de la manzana desde el campo a nuestro paladar.

“Nosotros trabajamos en tecnologías donde todavía no hay producto”, explica Pablo Priesca, director del Centro Tecnológico de la Información y la Comunicación (CTIC). Hablamos de soluciones de realidad virtual y aumentada, de internet de las cosas (IoT) y web de las cosas (WoT) o blockchain (cadena de bloques), basadas en los estándares universales de W3C. “Nos movemos en la frontera del conocimiento”, añade Priesca. Ahora lo harán también desde el medio rural, donde más se necesita.

Un laboratorio de herramientas 4.0 para revitalizar el campo español

Estamos en el corazón de Asturias, en una finca rodeada por praderas verdes donde pasta el ganado y abunda la agricultura. En un lugar idílico como este también se puede desarrollar tecnología puntera.

CTIC acaba de abrir el Centro de Innovación Tecnológica para el Medio Rural, RuralTech, en Peón (Villaviciosa). Lo ha hecho en una parcela donada en 2019 por la Fundación Ramón Álvarez de Arriba, con el objetivo de seguir el legado de su benefactor a comienzos del siglo XX adaptado al XXI. “Aportar soluciones a la problemática del medio rural a través de la innovación tecnológica”. Ese es el reto, como avanza el director de CTIC.

Inteligencia artificial

El proyecto RuralTech desarrolla tecnologías asociadas a la cadena de valor del dato como base de la inteligencia artificial. En otras palabras: agricultura de precisión para el tratamiento de las vides con vehículos autónomos, monitorización del ganado para una gestión deslocalizada, control de bosques a través de sensores, desarrollo de nuevos modelos de turismo, telemedicina gratuita en el pueblo o sistemas para garantizar la trazabilidad de productos ecológicos.

Monitoriza el ganado o controla los bosques con sensores

El portfolio de CTIC Rural es amplio y su objetivo, claro: herramientas 4.0 para mejorar la vida de las personas del medio rural. De momento, es uno de los pocos centro tecnológicos de España con este fin. “Trabajamos en proyectos de innovación e investigación para empresas rurales”, comenta Priesca, mientras muestra algunos ejemplos de estas aplicaciones en el edificio de experimentación de Peón, donde trabajan 14 ingenieros. Además de esta sede, abierta hace apenas un mes, cuenta con su matriz en el Parque Tecnológico de Gijón.

Cómo se financia

Desde 2003, CTIC se constituye como fundación privada que cuenta con un patronato integrado por 11 miembros con presencia del Gobierno del Principado de Asturias y diferentes empresas del sector tecnológico regional.

“Contamos con una subvención directa del Gobierno autonómico para gastos de funcionamiento y estructura”, asegura el director de esta fundación presidida por Roberto Paraja. Esta ayuda pública supone el 6% de la financiación de CTIC. El resto procede de fondos obtenidos en programas públicos competitivos de ámbito nacional e internacional y, de forma equivalente, de la facturación a las empresas que los contratan para que encuentren soluciones que “aún no existen en el mercado. Nosotros no tenemos producto, lo debe de tener la empresa”, apunta Priesca.

Trabaja en proyectos de innovación e investigación para empresas rurales

CTIC factura 4,5 millones de euros anuales con estos proyectos desarrollados en las áreas de I+D+i y transformación digital, donde trabajan 70 personas. La fundación, además, espera con optimismo el reparto de los fondos europeos Next Generation.

RuralTech es la última iniciativa del Centro Tecnológico de la Información y la Comunicación, una de las primeras en España. Sin embargo, su idea es promover un modelo extrapolable a otros territorios nacionales con características similares a los de Asturias.

Claves

El director, Pablo Priesca, sostiene unas gafas de realidad virtual.
El director, Pablo Priesca, sostiene unas gafas de realidad virtual.

Sandbox. El objetivo de CTIC Rural es hacer del valle de Peón el lugar de experimentación con las diferentes tecnologías y soluciones con las que se investigue. No solo en los laboratorios, sino en toda la zona.

Reto. Fusionar los conocimientos tradicionales del medio agrario con herramientas disruptivas para mejorar la productividad de las empresas locales.

Clientes. Industrias Lácteas Monteverde o la cooperativa Campoastur son marcas que han contratado sus servicios.

Futuro. La computación cuántica y los data lakes (gigantescas bases de datos) marcarán sus líneas de trabajo.

Normas
Entra en El País para participar