El FMI recorta en dos décimas el alza de la economía española para 2021, hasta el 6,2%

Eleva en 1,1 puntos el crecimiento para 2022, hasta el 5,8%

El déficit y la deuda pública alcanzarán el 8,6% y el 120,1% del PIB durante este ejercicio

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva.
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva. EFE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha asestado este martes un pequeño golpe a la economía española al revisar a la baja en dos décimas sus previsiones de cara al año 2021, dejando un crecimiento del 6,2% del PIB para el actual ejercicio. Las proyecciones del fondo dirigido por Kristalina Gueorguieva se acercan en gran medida a las de otros organismos e instituciones, pero mientras que estos han solido revisarlas al alza a lo largo de los últimos meses, el FMI ha optado por reducirlas. Para el año 2022, no obstante, se mejoran las previsiones en 1,1 puntos porcentuales, hasta el 5,8%. Con estas cifras, España sería de lejos el país que más crecería el año próximo dentro del grupo de las economías desarrolladas.

La pequeña revisión a la baja para España de cara a 2021 contrasta con el comportamiento que el FMI prevé para la inmensa mayoría de las economías desarrolladas. Todas se mantienen en las mismas tasas de crecimiento que las vaticinadas el pasado mes de abril, cuando se llevaron a cabo las últimas previsiones, o incluso mejoran sus cifras. Solo Japón, con un recorte de medio punto porcentual, se coloca detrás de España. El FMI, con todo, confía en que "a medida que avance la vacunación y la economía se reabra por completo" los dos países, y también Francia, Alemania e Italia, mejoren su pronóstico de cara a 2022.

Las previsiones, en definitiva, tienen cuenta el despliegue de los recursos del Plan de Recuperación europeo, así como el efecto positivo para la economía española de los progresos en la vacunación, que permitirán una mayor reapertura y un repunte más fuerte en la segunda mitad de 2021, que se trasladará a 2022.

En su radiografía, el fondo no ha llevado a cabo un análisis detallado por países, pero sugiere que las pequeñas diferencias dentro del grupo de las economías desarrolladas se deben a los respectivos impactos de las nuevas olas de contagios, a sus réplicas en los distintos sectores productivos y a la magnitud de las medidas de apoyo fiscal adicional que cada país ha desplegado. Los efectos de la quinta ola en España y sus consecuencias en sectores como el turismo o la hostelería explicarían, por lo tanto, la revisión a la baja.

La ralentización de la recuperación económica en España que prevé el fondo redunda, a su vez, en los niveles de déficit y deuda pública. Según el pronóstico del FMI, el país cerraría 2021 con un déficit del 8,6%, cuatro décimas más de lo previsto en el mes de abril. Por su parte, la deuda de las administraciones públicas seguiría en niveles muy elevados, hasta situarse en el 120,1% del PIB en el presente ejercicio, 1,8 puntos más que lo vaticinado hace cinco meses.

A nivel global se prevé que la economía mundial crezca un 6% en 2021, a los mismos niveles que lo dibujado en abril, y un 4,9% en 2021, medio punto más. La zona euro, por su parte, remontaría un 7% y un 4,9%, 0,6 y 1,4 puntos más, respectivamente. El déficit global se situaría en el 8,8%, mientras que la deuda pública llegaría al 98,8% del PIB.

"Aunque el pronóstico para 2021 se mantiene sin cambios desde abril", explica el fondo, hay que tener en cuenta las fuertes divergencias entre el bloque de los países desarrollados y el de los emergentes y en desarrollo. Así, "el acceso a las vacunas se ha convertido en la principal línea de falla a lo largo de la cual la recuperación global se divide en dos bloques: aquellos que pueden esperar una mayor normalización de la actividad a finales de este año (casi todas las economías avanzadas) y aquellos que aún enfrentarán el resurgimiento de infecciones y el aumento del número de muertes por Covid", sentencia el FMI. La recuperación, por ello, no estará asegurada incluso en aquellos países donde las infecciones son actualmente muy bajas siempre que el virus siga circulando.

Normas
Entra en El País para participar