CEOE pide una reforma fiscal que reduzca impuestos y tenga como ejemplo a Madrid

La patronal defiende la autonomía tributaria de las regiones frente a la armonización que planea el Gobierno

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.

La patronal ha decidido dar un paso al frente para tratar de modular a su favor las grandes reformas estructurales que el Gobierno ha prometido impulsar a Bruselas a cambio de las ayudas europeas en camino. Tras endurecer su discurso contra la reforma laboral que propone el Ministerio de Trabajo, CEOE ha sorprendido este jueves emitiendo un comunicado en el que pide que la reforma tributaria rebaje impuestos, garantice la autonomía impositiva de las regiones y tome como ejemplo la baja fiscalidad de regiones como Madrid.

“CEOE apuesta por una fiscalidad competitiva que impulse la actividad y el empleo reduciendo cargas”, ha señalado en un comunicado la patronal que preside Antonio Garamendi en un comunicado, minutos después de lanzar un mensaje similar durante su intervención en la Asamblea de Cepyme.

En su intervención, el presidente de la gran patronal española ha mostrado su rechazo a que la reforma tributaria suponga una subida de impuestos en un momento en el que debe primar la recuperación económica tras la crisis del Covid.

El comunicado de la CEOE va más allá y defiende el ejemplo de las políticas de impuestos bajos impulsadas en “regiones como la Comunidad de Madrid”, asegurando que allá donde “se apuesta por esta política fiscal, se dan mayores niveles de PIB per cápita, menores ratios de desempleo y se reduce la economía sumergida”.

“Los empresarios defendemos la competencia fiscal entre comunidades autónomas, recogida en nuestro marco normativo, como incentivo para lograr una armonización en torno a las propuestas fiscales más competitivas y exitosas”, añade la patronal que se posiciona claramente en contra de la propuesta de armonización fiscal autonómica que ha hecho el Gobierno central.

Ayuso advierte de una rebelión empresarial

La posición de la CEOE llega solo un día después de que el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, propusiera crear un impuesto sobre las rentas altas de Madrid a fin de compensar al resto de regiones por el efecto capitalidad del que disfrutaría, permitiéndole ejercer una competencia fiscal a la baja.

Aunque el Ejecutivo regional no tardó en negarse, señalando que sus ciudadanos no sufragarían su “incompetencia”, al debate se sumó este jueves la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que advirtió que los empresarios de la región se rebelarán ante los intentos de subir los impuestos a los madrileños. “El empresario valenciano o asturiano estará pensando, ‘bájeme a mí también los impuestos’, sostuvo en un foro de Kreab con una veintena de grandes compañías.

Normas
Entra en El País para participar