La producción de coches cae en junio por debajo de los niveles de 2020

Retrocede un 18,1% frente al sexto mes del año pasado con las plantas a medio gas

Planta de Ford en Almussafes (Valencia).
Planta de Ford en Almussafes (Valencia).

La producción de vehículos en España registró en el primer semestre un retroceso del 21,6% en comparación con el mismo periodo de 2019 [último año antes del Covi-19]. En concreto se fabricaron 1,2 millones de vehículos en las factorías nacionales.

Según datos de la patronal de fabricantes, Anfac, la caída fue del 33,8% tan solo en junio en comparación con el sexto mes de hace dos años, con 172.696 unidades. Además, sorprende que si se hace la comparativa con junio de 2020, la bajada sigue siendo elevada, del 18,1%, pese a que en dicho mes del año pasado las factorías aún estaban a medios gas por el coronavirus.

Como ya viene remarcando desde hace tiempo, Anfac señala a la escasez de los microchips o semiconductores como la principal razón por la que cae la producción. En este contexto, las compañías se están viendo obligadas a aplicar ERTE hasta que el ritmo de fabricación de estos componentes se recupere.

El sector prevé que dicho problema se prolongará a lo largo del primer semestre de 2022. Además de la crisis de los chips, el contexto generalizado de caída de las ventas de coches en los principales mercados de exportación de España también está lastrando la demanda de vehículo 'made in Spain'. Países como Francia (-13,6%), Alemania (-15,7%), Reino Unido (-16,7%) o Italia (-13,3%) acumulan significativas bajadas de las ventas, sin lograr alcanzar los niveles de ventas registrados en 2019.

Por su parte, el mercado interno registra a su vez la mayor caída de entre los principales de Europa, con un retroceso del -25,8%, dato "especialmente relevante", recalca Anfac, si se tiene en cuenta que uno de cada cuatro vehículos vendidos en España es de fabricación nacional.

En cuanto a la exportación, las factorías nacionales enviaron al exterior 1,03 millones de vehículos hasta junio, un 16,1% menos respecto a niveles de 2019, y 151.366 unidades en junio, un 27,7% menos.

"A pesar de este contexto, ya uno de cada diez vehículos que fabricamos es un modelo eléctrico o híbrido enchufable. Estamos demostrando que somos una industria competitiva y estamos inmersos en un importante proceso de transformación hacia la industria 4.0, donde debemos ser capaces de adaptarnos y responder a las necesidades industriales de la nueva movilidad", ha subrayado el director general de Anfac, José López-Tafall.

López-Tafall ha reivindicado la necesidad de que se siga trabajando para que el sector aproveche los recursos procedentes del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) del Vehículo Eléctrico y Conectado (VEC) y se mitigue así la crisis coyuntural de los chips y se siga avanzando en la recuperación tanto de las ventas como de la producción.

Normas
Entra en El País para participar