Conceptos para animarse a ahorrar algo de la paga extra

Los planes de pensiones conservan su atractivo fiscal y son traspasables

Conceptos para animarse a ahorrar algo de la paga extra

Se están empezando a tomar medidas para garantizar la futura buena salud del sistema público, pero eso no quita para que todos seamos conscientes de la conveniencia de complementar ese dinero con nuestro propio ahorro.

El último Informe naranja 2020 de ING. Tendencias clave de los españoles ante la jubilación desvela que nueve de cada diez creen que su pensión será insuficiente, o directamente que no la tendrán. Pese a ello, “siete de cada diez todavía no ha empezado a ahorrar para este fin”, recuerda Enrique Rodríguez Balsón, responsable de planes de pensiones y ahorro de ING.

Aquí va un recordatorio de cuestiones que nos ayudarán a ser conscientes de las ventajas de hacer hucha cuanto antes y qué buenas decisiones tomar.

Hábito periódico

La paga extra de verano puede ser una buena oportunidad para empezar a ahorrar o para dar un empujoncito al ahorro para la jubilación. Para José Antonio Iglesias, subdirector general de negocio de VidaCaixa, “la clave para conseguir el objetivo es tener un hábito. Por pequeña que sea la cantidad, el ahorro periódico nos permitirá alcanzar nuestra meta con menor esfuerzo. La constancia, el tiempo y mantener la inversión son las claves del éxito”.

A partir de 2025 se podrá rescatar lo aportado y la rentabilidad generada

Además, las aportaciones periódicas, frente a las puntuales habituales, por ejemplo, coincidiendo con las campañas de finales de año, “reducen el riesgo que pueden tener las oscilaciones bursátiles sobre el ahorro. Una caída en el mercado actual puede recuperarse en un futuro próximo, ofreciéndonos rendimientos positivos y menos volátiles a largo plazo”, añade Carolina Mateo, jefa de desarrollo de negocio de Ibercaja Pensión.

Constancia

La recomendación de Ernesto Getino de la Mano, director de inversiones de Getino Finanzas EAF, es aportar entre el 5% y el 10% de la renta mensual al plan de pensiones, “de esta forma alcanzaremos unos precios medios de los activos del mercado en mejores condiciones que si aportamos dicha cifra en un solo momento del año”.

Desde Getino Finanzas EAF aconsejan destinar entre el 5% y el 10% mensual

Interés compuesto

La principal ventaja de empezar a ahorrar cuanto antes en un plan de pensiones que pueda rentar y hacerlo, por lo tanto, durante muchos años es que el denominado interés compuesto juega más aún a nuestro favor, “ya que se comienza antes a generar rendimientos que, a su vez, se reinvierten generando otros rendimientos y haciendo crecer el capital acumulado”, resalta la responsable de Ibercaja.

En ING ponen este ejemplo: si invertimos 1.000 euros durante cinco años con una rentabilidad del 5% anual, obtendríamos 250 euros con interés simple. En cambio, al reinvertirse ese dinero y volver a rentar, con el interés compuesto serían 276,28 euros.

Otras ventajas

Si decidimos ahorrar en un plan de pensiones, hay que tener en cuenta cuestiones como su ventaja fiscal –las aportaciones, hasta 2.000 euros en un plan individual, reducen la base imponible–o que “el dinero puede retirarse a los 10 años sin necesidad de cumplir ningún requisito especial”, recuerda Rodríguez Balsón, en referencia a que a partir de 2025 se podrá empezar a rescatar las aportaciones realizadas hasta 2015, así como la rentabilidad que haya generado.

Otro de los atractivos de estos productos es que podemos traspasarlo tantas veces como sea conveniente a otro plan, “y en el caso de dejarlo como legado, el beneficiario no tiene que tributar, ya que está fuera de la masa hereditaria”, señala Ernesto Getino de la Mano.

Normas
Entra en El País para participar