El teletrabajo se reduce casi a la mitad desde el comienzo de la pandemia

En 2020, el porcentaje de personas que trabajaban de forma remota era del 30,1%; mientras que ahora se ha reducido al 17,2%, según un estudio de Comisiones Obreras

Un 60,6% de los asalariados considera que está en riesgo de sufrir problemas de salud mental, porcentaje que más que duplica al de hace cinco años

Una mujer teletrabaja desde su domicilio en Madrid.
Una mujer teletrabaja desde su domicilio en Madrid. EFE

"El teletrabajo no ha venido para quedarse en la dimensión que se pudo interpretar hace poco", ha señalado este martes Unai Sordo, secretario general de Comisiones Obreras (CC OO), tras la presentación de un informe que indica que el porcentaje de personas trabajando en remoto se ha reducido a casi la mitad. Mientras que el año pasado la pandemia empujó al 30,1% de los asalariados a trabajar desde su domicilio, ahora solo continúan teletrabajando el 17,2% de los trabajadores.

"Ha habido una profunda corrección a la baja del uso del teletrabajo (...) Este factor de corrección todavía va a tener más recorrido y veremos con el tiempo qué análisis se hace en las empresas", ha explicado Sordo. El estudio, denominado Condiciones de trabajo y salud tras un año de pandemia, refleja que el teletrabajo es mucho más predominante en los empleos no manuales (31,6%) que en los manuales (2,9%). 

En cuanto a la salud de los trabajadores, más de la mitad de la fuerza laboral del país (52,7%) considera que su salud ha empeorado durante la pandemia. En 2020 la cifra de personas que consideraban que su estado de salud se había deteriorado era del 36,7%, lo que supone que en solo un año este párametro ha aumentado en 16 puntos.

En lo que se refiere a salud mental, la estadística también es peor en relación al ejercicio anterior. El 60,6% de los asalariados cree estar en riesgo de sufrir algún problema relacionado con la salud mental. Esta cifra es cinco puntos superior a la de 2020 y más que duplica a la de hace cinco años, en 2016. Si se diferencia por sexos, se observa que el porcentaje de trabajadores que temen sufrir problemas de salud mental es notablemente superior en mujeres que en hombres (un 66,9% frente a un 54,8%).

El estudio, a su vez, indica que los salarios bajos influyen en la salud mental de los trabajadores. El 73,8% de los asalariados que aseguran que su sueldo no cubre sus necesidades básicas están en riesgo de sufrir problemas de salud mental, un porcentaje más de 20 puntos superior al de los trabajadores que indican que su salario sí cubre sus necesidades (52,3%). Ambos porcentajes han aumentado respecto al 2020, un 6,6% y un 3,6% respectivamente. "Las condiciones de trabajo son un factor determinante de salud pública en nuestro país. Normalmente se vincula la salud pública a determinadas prácticas, aquí hoy podemos decir que un factor determinante son las condiciones de trabajo", ha asegurado Sordo.

Normas
Entra en El País para participar