Tecnología

Intel negocia la compra de GlobalFoundries por más de 25.400 millones en plena escasez de chips

La compañía buscaría con aumentar su producción de chips en un momento de escasez de este componente en pleno boom de digitalización de múltiples sectores

Logo de Intel en su sede central en Santa Clara, California.
Logo de Intel en su sede central en Santa Clara, California.

Intel, el gigante estadounidense de los microprocesadores, mantiene negociaciones para comprar al fabricante de semiconductores GlobalFoundries por unos 30.000 millones de dólares (unos 25.416 millones de euros), según aseguran a The Wall Street Journal personas conocedoras de las conversaciones. Ninguna de las dos compañías ha confirmado la noticia.

Las negociaciones se producen cuando la escasez de semiconductores está golpeando a diferentes industrias como la del automóvil, que han tenido problemas para mantener sus fábricas operativas, o la de tecnologías de la información y la de electrodomésticos inteligentes, que también han visto cómo la llegada de algunos productos a los clientes se han retrasado y encarecido.

El acuerdo, según indica Reuters, podría ayudar a Intel, una de las últimas empresas de la industria de los semiconductores que diseña y fabrica sus propios chips, a aumentar la producción de chips en un momento en que crece la demanda de este componente en pleno boom de digitalización de múltiples sectores.

La compañía ya aseguró a principios de este año que tenía planes para aumentar de manera importante sus fábricas de semiconductores y anunció una inversión de 20.000 millones de dólares en dos fábricas en Arizona (EE UU). Intel dijo que va a fabricar prácticamente todos sus chips internamente, y anunció la creación de una nueva línea de negocio, Intel Foundry Services, que se dedicará a fabricar semiconductores para terceros, como hace TSMC y Samsung, y que lo hará en EE UU y Europa.

Según señaló a CincoDías el director general de la compañía en España, Norberto Mateos, “la UE ha presentado su estrategia 20-30 en la que incluye que quiere que un 20% de los chips de última generación que se fabriquen en el mundo se hagan en Europa, y hemos recogido el guante. También el de EE UU, pues ambos buscan ser más independientes de Asia-Pacífico, donde hoy se fabrica una buena parte de los chips de mundo".

Intel, que quiere volver a recuperar el papel líder que perdió tras retrasos en sus procesos de fabricación, no precisó el número exacto de fábricas que abrirá para atender la fabricación de terceros en Europa ni dónde se ubicarán. La nueva división, según explicaron, tiene un potencial de negocio de hasta 100.000 millones de dólares.

GlobalFoundries, propiedad del fondo soberano de Abu Dhabi Mubadala Investment, fabrica en EE UU, Europa y Asia, en competencia con las todopoderosas TSMC (de Taiwán) y la surcoreana Samsung. Los clientes de esta compañía incluyen a AMD, de la que se escindió en 2012, lo que podría generar problemas de competencia si finalmente la comprara Intel. Según un registro de la SEC recogido por Xataka, este rival de Intel ya tiene planes de colaboración con GlobalFoundries hasta 2024.

Normas
Entra en El País para participar