El Ibex sube un 0,46% y se hace con los 8.800 puntos con el impulso de las renovables

El selectivo español se da la vuelta y suma un 0,5%

Interior del Palacio de la Bolsa.
Interior del Palacio de la Bolsa. Europa Press

La semana viene cargada de referencias que ayudarán a los inversores a acabar con la indecisión que domina en los mercados en las últimas semanas, un periodo en el que la expansión de las nuevas variantes y el temor a que las autoridades vuelvan a imponer restricciones ha llevado a muchos a especular con la posibilidad de que la recuperación económica haya tocado techo. Pero mientras llegan los catalizadores, la volatilidad sigue haciendo acto de presencia, corriente que llevó ayer a los principales índices europeos a cambiar de color en repetidas ocasiones.

El Ibex 35, que en niveles intradía llegó a caer un 0,91% y perdió la barrera de los 8.700 puntos, concluyó la jornada con un alza del 0,46%, ascenso que le permite mantenerse por encima de los 8.800. Empresas de energías renovables como Solaria (3,85%) y Siemens Gamsesa (2,6%) junto a las socimis Merlin (3,33%) y Colonial (2,78%) se convirtieron en los grandes vencedores. En el lado opuesto se situaron las firmas de turísticas IAG (-3,52%) y Meliá (-2,25%) que temen que las nuevas variantes les haga perder la temporada de verano si los gobiernos endurecen las restricciones.

A falta de nuevos indicadores de peso, Wall Street volvió a marcar el rumbo de las Bolsas europeas. La apertura alcista del mercado estadounidense y los nuevos máximos históricos de sus principales índices arrastraron a las ganancias a sus homólogos europeos. El Dax alemán sumó un 0,65% y revalidó sus récords con el Cac francés avanzando un 0,46%; el Mib italiano, un 0,92% y el Ftse británico finalizó en tablas (0,05%). En la víspera a que dé comienzo de manera oficiosa la temporada de resultados el Dow Jones sube un 0,36%. Como ya ocurrió en lo campaña anterior, los expertos creen que las cifras del segundo trimestre pueden ser una buena oportunidad para que las Bolsas prolonguen la corriente alcista. Las expectativas eso sí son elevadas. Según las estimaciones de FactSet el beneficio de las cotizadas estadounidenses aumentará un 64% en tasa interanual, el mayor crecimiento desde el cuarto trimestre de 2009.

Junto a los resultados, el IPC de EE UU y la comparecencia en el Congreso del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, serán las grandes citas de la semana. Después del fuerte crecimiento que experimentaron los precios en mayo los expertos apuntan ahora a una relativa moderación haciendo así suyo el lema de los bancos centrales que han seguido defendiendo la idea de que el repunte de la inflación será transitorio. Este escenario y el cierre de posiciones cortas en la renta fija contribuye a rebajar las rentabilidades de la deuda. El bono español cerró en el 0,34% con el alemán en el -0,295% el estadounidense en el 1,37%. Christine Lagarde, la presidenta del Banco Central Europeo, ha adelantado que en su próxima reunión del 22 de julio darán una actualización de la guía sobre estímulos monetarios, dejando la puerta abierta para la aprobación de nuevas medidas el próximo año una vez que el QE actual finalice en marzo.

En el mercado de materias primas el Brent corrige un 0,52% y mantiene a flote los 75 dólares por barril.

Normas
Entra en El País para participar