El envejecimiento, reto sanitario y económico

En 2035, el 26,5% de la población española será mayor de 65 años

Una señora mayor es atendida en una consulta médica.
Una señora mayor es atendida en una consulta médica.

España contará en el año 2035 con un 26,5% de su población mayor de 65 años. La esperanza de vida aumenta de década en década y actualmente se sitúa en una media de 83,5 años. Estos datos reflejan una situación que ya está aquí y que supone “un reto de primera magnitud, desde el punto de vista social y económico, que afecta de forma directa a cualquier variable: al consumo, a la inversión, al empleo, a la productividad, a los precios y salarios, al manejo de políticas monetarias y fiscales, etcé­tera”, analiza el Banco de España.

El impacto económico del envejecimiento de la población tiene un primer factor negativo, como es el de la sostenibilidad del sistema de pensiones. El Banco de España calcula que en 2050 habrá dos personas en edad de trabajar por cada mayor de 65 años, si bien la edad de jubilación se ha alargado por el momento a los 67.

El gasto en las personas mayores supone el 25% del PIB de la UE

En segundo lugar, la situación afecta al sistema sanitario. José Viña, catedrático de Fisiología de la Universidad de Valencia, estima que cada anciano dependiente cuesta 14.000 euros anuales y cada anciano saludable, 900. La mayoría de expertos aboga por modificar el sistema y prepararlo para atender dolencias crónicas y ofrecer cuidados continuos, pues un tercio de las personas mayores de 65 años es dependiente en España.

El plan de reformas enviado por el Gobierno español a la Comisión Europea para acceder a los fondos de recuperación incluye partidas importantes en este sentido. El 3,6% de los recursos recibidos (2.492 millones de euros) se destinará al “plan de choque para la economía de los cuidados y refuerzo de las políticas de inclusión”, ampliados con 1.010 millones que saldrán de las arcas públicas españolas. El 1,5% (1.069 millones) será para la “renovación y ampliación del sistema nacional de salud”.

Cifras

14.000 euros anuales es el coste medio para el sistema sanitario español de un anciano dependiente.

2.492 millones de euros de los fondos de recuperación de la UE se destinarán al área de los cuidados.

Pero no solo la población mayor de 65 años adolece de enfermedades crónicas. Un informe reciente del McKinsey Global Institute cifra en 158.000 millones de euros la pérdida ocasionada en nuestro país por los problemas de salud de personas en edad de trabajar. La investigación e innovación “podrían reducir la carga de la enfermedad”, de cara a 2040, en un 21%.

Entre los retos positivos se encuentra la “economía plateada”, la dedicada a los mayores y que actualmente representa el 25% del producto interior bruto de la Unión Europea.

Normas
Entra en El País para participar