Campofrío: comprometidos con la nueva realidad

La transformación tecnológica y el respeto del planeta vertebran la acción de la empresa

Fábrica de Campofrío en La Bureba (Burgos).
Fábrica de Campofrío en La Bureba (Burgos).

Ante el panorama incierto que deja la pandemia y unos clientes cada vez más conscientes y exigentes, Campofrío, empresa líder en el mercado de elaborados cárnicos en España y que comercializa las marcas Campofrío, Navidul, Revilla y Oscar Mayer, y una amplia gama de productos, organiza su estrategia, entre otros ejes, alrededor de la transformación digital y la sostenibilidad.

La firma lleva años digitalizando y automatizando partes importantes de sus procesos. Ahora está integrando todos estos eslabones para multiplicar los beneficios de la digitalización en el conjunto del negocio y simplificar los procesos para clientes, trabajadores y proveedores. De esta forma, mejora también la toma de decisiones, a través de una información integrada en tiempo real.

En la misma línea, la compañía –que exporta sus productos a más de 60 países en los cinco continentes– está desarrollando un proyecto en colaboración con el Massachusetts Institute of Tech­nology (MIT) y Accenture para evaluar la fortaleza de la cadena de suministro, que consiste en simular las operaciones y los flujos en su red de fábricas y almacenes.

La cifra

2.900 es el número de empleados de Campofrío que trabajan en ocho centros de producción, ubicados en Castilla y León, Castilla-La Mancha, Valencia, Extremadura y Madrid.

El objetivo de este test de estrés es identificar riesgos, amenazas y dependencias de la cadena de suministro, especialmente ante circunstancias graves como el cierre de un puerto o los cambios drásticos que se pueden dar en la demanda, como ocurrió al principio de la emergencia sanitaria.

En cuanto a la sostenibilidad, Campofrío ha sido la primera empresa cárnica en recibir la certificación Residuo Cero de Aenor, para su fábrica de La Bureba (Burgos). La compañía está elaborando también un plan que se adelanta a la estrategia de economía circular de la UE, al incluir la reducción del material de envase, acometer la transición hacia elementos reciclables hasta donde es técnicamente posible y estudiar nuevas soluciones.

Gran parte de las instalaciones de la empresa, además, se sitúan en entornos rurales, lo que permite estar cerca de sus proveedores ganaderos y garantizar el empleo local. Trabaja también con las autoridades locales para mejorar la competitividad rural y fomentar el rol de la mujer y los jóvenes en estos entornos.

Asimismo, en el ámbito del bienestar animal, Campofrío Frescos es pionera en la auditoría y certificación Animal Welfare Quality y cuenta con estrictos protocolos que superan lo exigido por la legislación y con cámaras de vigilancia para verificar su cumplimiento.

Trazabilidad

Campofrío: comprometidos con
la nueva realidad

En el campo de la trazabilidad, Navidul se convirtió el año pasado en pionera en el sector al incorporar el blockchain a sus piezas ibéricas, lo que permite conocer el ciclo de vida de jamones y paletas a través de información veraz, completa e inmutable, ofrecida por todos los proveedores.

Normas
Entra en El País para participar