Supermercados: reparar un coche lanzado a 200 km/h

Bajo una fuerte presión de la demanda, el gran consumo ha logrado potenciar el canal online y crecer un 6% en 2020

supermercados

Si hay un sector que sale bien parado de la crisis, este es el de supermercados. Sometido a una fuerte presión el primer año de la pandemia, sus ventas crecieron de forma inusual en poco tiempo. Alguna incertidumbre se cierne sobre la próxima “nueva normalidad”, pero los expertos coinciden en que el rápido fortalecimiento del canal digital ha llegado para quedarse.

“Ha sido como cambiar las piezas de un coche que circula a 200 kilómetros por hora”, ejemplificó un empresario de la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas), al referirse al peor momento de la emergencia sanitaria. Para su director general, Ignacio García Magarzo, los retos principales fueron garantizar el suministro ante “grandes afluencias de clientes que hacían acopio de alimentos” y “establecer las medidas de seguridad”.

El ganador ha sido el súper de proximidad

Todo un éxito que ha llevado al gran consumo a crecer por encima del 6% el año pasado, según la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc). “Es un dato atípico en un sector poco volátil, y que se explica por el trasvase del consumo desde fuera hacia dentro del hogar como consecuencia de las restricciones”, subraya su director general, José María Bonmatí.

En este contexto, y “en el marco de las restricciones a la movilidad, el ganador ha sido el supermercado de proximidad”, señala Javier Vello, socio responsable de distribución y consumo de EY.

“Es razonable pensar que parte de este crecimiento se revierta a medida que se reactive la restauración, como ya hemos visto en los primeros meses de este año”, vaticina Enrique Porta, socio responsable de distribución y consumo de KPMG, si bien, para Bonmatí, “mucho dependerá del avance de la vacunación y de la confianza de los consumidores”.

Lo que es cierto es que las empresas han tenido que adaptar a pasos acelerados su canal online. “Ahora crece el consumidor que aprovecha las ventajas tanto del ecommerce como de la tienda física, por lo que los supermercados reforzarán todavía más esta complementariedad”, concluye Magarzo.

Un consumidor más atento a la sostenibilidad en tiendas más eficientes

El usuario de supermercados que surge de la pandemia busca mercancías locales y muestra un interés creciente por los productos ecológicos, según un estudio de EY.

El desafío de la sostenibilidad afectará a “logística, puntos de venta, transporte hacia la tienda y los hogares, establecimientos y envases”, asevera Enrique Porta, de KPMG.

“La utilización de los fondos europeos impactará, sobre todo, en la eficiencia energética de las tiendas y la cadena de suministro”, señala Javier Vello, de la consultora EY.

“Como ocurrió en la anterior crisis, la pandemia podría provocar un nuevo impulso para los descuentos, los precios bajos y las marcas de distribución”, en opinión de Porta.

Vello asegura que “la recuperación y la digitalización cambiarán el sector, que contará con un consumidor más informado y digital, con más conciencia social y sostenible”.

Normas
Entra en El País para participar