Seguros más digitales y más rentables

Las nuevas tecnologías y los nuevos riesgos abocan a un nuevo modelo de negocio

Seguros más digitales y más rentables

Antes de la pandemia muchas eran las tendencias que el sector venía vislumbrando, pero con su llegada todas las ramas, sin excepción, tuvieron que pisar el acelerador. “Más de un año después de este drama, la industria ha aprendido a operar en un entorno complejo donde la ausencia de interacción personal condiciona la actividad y los modelos de negocio”, afirma Pedro Díaz-Leante, socio responsable de seguros de PwC. Más allá de los nuevos modelos de trabajo, del uso del dato y de la transformación digital, que se verá incrementada, tal y como apunta Alberto Puente, socio de Mercer, con la llegada del 5G.

“El reto de la recuperación económica y el impacto en la industria requiere una reflexión estratégica sobre el modelo de negocio”, señala Díaz-Leante. Este análisis, según el socio de PwC, debe contemplar una revisión detallada de la estructura de costes con un objetivo de optimización de la productividad, potenciar y consolidar ecosistemas digitales dentro y fuera de sus ámbitos de actividad que permitan identificar nuevos negocios, nuevos modelos de gestión de un talento diferente y adaptativo y, finalmente, un análisis de optimización de la eficiencia del capital.

El ramo requiere el desarrollo de propuestas de valor que cubran las necesidades actuales

Para Víctor Zambrana, socio de Roland Berger, el principal reto para salvaguardar la rentabilidad del sector será mantener la relevancia en la relación con el cliente final, desarrollando propuestas de valor más completas en ámbitos de necesidad más amplios.

Si se pone el foco en los principales ramos aseguradores, Zambrana prevé que el de auto sufra una mayor disrupción ante una posible aceleración de la evolución de la movilidad que cambiará el mix de negocio y los modelos de distribución del seguro.

Por otro lado, el mundo del ahorro se enfrenta al reto de unos tipos bajos de interés y un marco regulatorio “lejos de favorecer su crecimiento”, además de tener que universalizar su propuesta y llegar a clientes de segmentos medios altos con propuestas de gestión remota apalancados en medios digitales. Por último, en líneas comerciales, el potencial impacto incierto de una crisis económica pos-Covid sobre todo en pymes y autónomos podría también afectar tanto al volumen de negocio como al mix de producto y de distribución.

Por su parte, Unespa observa la necesidad de protecciones más eficientes y que abarquen todo el abanico de riesgos a los que se enfrentan los particulares y las empresas, lo que pasará por asegurar riesgos muy completos. Pero para ello la asociación considera necesaria la unión de esfuerzos entre el sector público y el privado.

Datos económicos

Los ingresos de las aseguradoras por primas a cierre de 2020 se situaron en 58.850 millones de euros, un 8,3% menos que en 2019. Se trata de un hito negativo, solo comparable con el producido en 2003, cuando terminó el proceso de exteriorización de compromisos por pensiones empresariales, y la contracción derivada de la pasada crisis económica. A pesar de ello, el sector asegurador ha tenido una evolución superior a la caída del propio PIB del país, situada en el 10,8%. Además, la ratio de solvencia del seguro fue de más del 200%.

Normas
Entra en El País para participar