Chamberí o el nuevo corazón de la inteligencia artificial en España

El Ayuntamiento de Madrid inaugurará en septiembre el centro municipal de inteligencia artíficial inspirado en el ágora griega

Proyecto del nuevo Centro de Inteligencia Artificial de Madrid. pulsa en la foto
Proyecto del nuevo Centro de Inteligencia Artificial de Madrid.

Casi 2.500 años han pasado desde que el ágora griega se convirtió en el centro social, político y comercial de la antigua Atenas. Y ahora, en el siglo XXI y a más de 3.000 kilómetros de distancia, se ha transformado en la musa del nuevo Centro de Inteligencia Artificial de Madrid que se instalará desde septiembre en el distrito de Chamberí, según anunció este martes la vicealcaldesa, Begoña Villacís, y el concejal delegado de Innovación y Emprendimiento, Ángel Niño.

“La inteligencia artificial cada vez se está abriendo más paso y está salvando vidas a día de hoy. No podemos convertirla en un competidor de la inteligencia humana sino en un aliado”, ha señalado Villacís, quien describió el nuevo espacio como un ágora moderna, tras conocer el diseño del nuevo centro a través de unas gafas de realidad ­virtual.

Escaleras transformadas en gradas, una pantalla que envuelve a la persona que va a compartir el conocimiento, una cueva azul para simbolizar la curva del aprendizaje y telas de colores que emulan las conexiones neuronales. Es este el escenario que se describe en el proyecto de realidad aumentada diseñado por Inmoreality, una de las startups abrigadas por el centro municipal de innovación Madrid Innovation Lab (MIL), que permite recorrer el centro de inteligencia artificial, antes de su puesta en marcha tras el verano.

“Se quiso crear una especie de ágora y hacer un espacio retrofuturista: volver al pasado con los arcos griegos y combinarlo con las nuevas tecnologías, como pantallas envolventes, que arropen al expositor”, explica Álvaro Domingo, cofundador de Inmoreality, la empresa encargada de desarrollar el proyecto arquitectónico para el nuevo Centro de Inteligencia Artificial abanderado por el ayuntamiento.

Según Domingo, el diseño busca la multifuncionalidad –con mobiliario flexible, modular y adaptativo–, de manera que todos los elementos dentro del ágora se puedan mover de sitio para convertir el centro en un espacio de exposiciones, en un lugar de trabajo para poner en marcha un proceso de design thinking o en un estudio para grabar webinars.

IA: más allá de ‘Terminator’

Aunque han pasado casi 40 años desde que se estrenó la película Terminator, la inteligencia artificial (IA) se suele ver con cierto recelo y asociarlo todavía a Skynet, el líder del ejército de máquinas que persiguen a Schwarzenegger. Así lo explica el concejal delegado de Innovación y Emprendimiento, Ángel Niño, quien insiste en que este nuevo Centro de Inteligencia Artificial servirá para “desterrar prejuicios y falsos mitos sobre esta tecnología”.

De hecho, según el Consistorio, la inteligencia artificial experimentará un crecimiento anual de más del 35% durante los próximos cinco años, y multiplicará los ingresos y la inversión hasta los 250.000 millones de euros para 2026.

“Queremos generar la semilla y la inquietud de los jóvenes de Madrid para que conozcan la inteligencia artificial con el fin de entrar en ese mundo y conseguir una empleabilidad muy alta, que es la que genera”, resume Niño. “La inteligencia artificial nos rodea de todas las formas posibles”, ha insistido.

Por ello, de acuerdo con Villacís, esta nueva ágora moderna permitirá a Madrid ser más competitiva a nivel mundial, en lo que considera que es el siglo de las ciudades: la competencia entre urbes en tecnologías en las que se enmarca la economía del futuro.

Puesta en marcha del corazón virtual

El Ayuntamiento de Madrid ha invertido 40.000 euros en la reforma del edificio y ha sacado este lunes a concurso una licitación de 480.000 euros anuales para la dinamización del centro, según ha explicado Niño.

Entre las primeras acciones, se plantean construir un clúster de inteligencia artificial, acceder a los fondos europeos, incorporar al ayuntamiento la herramienta de contratación pública nextProcurement y diseñar un mapa de inteligencia artificial que permita a los actores del sector tener información sobre las actividades de inteligencia artificial desarrolladas a escala europea e internacional.

Begoña Villacís, con las gafas de realidad virtual, durante la presentación del nuevo centro.
Begoña Villacís, con las gafas de realidad virtual, durante la presentación del nuevo centro.

Además, desde el Consistorio insisten en la necesidad de introducir y familiarizar a los jóvenes con el campo de la inteligencia artificial. “Que seamos capaces de formar a los jóvenes en los empleos que todavía ni conocemos que existirán”, explica el concejal delegado de Innovación y Emprendimiento. La formación se ofrecerá diariamente y el centro estará abierto a cualquier persona, startups, universidades y empresas.

En este espacio funcional el ayuntamiento aspira a “facilitar la digitalización de las pymes del entorno, impulsar la actividad económica del sector, aumentar la empleabilidad de los jóvenes y trabajar en la capacitación digital de la población”, de acuerdo con Niño.

El nuevo Centro de Inteligencia Artificial se instalará en lo que era la Casa de la Cultura ciudadana, en el número 37 de la calle Bravo Murillo. Un espacio que quedó ausente de proyecto desde marzo de este año, luego de que el ayuntamiento no renovara la concesión cedida a este espacio municipal en la primavera de 2017, durante la legislatura de Manuela Carmena. A la negativa, los grupos de izquierda respondieron con manifestaciones para reivindicar un centro que durante los últimos cuatro años había desarrollado más de 2.500 actividades para 40.351 vecinos, con veladas que incluían poesía, ópera, presentaciones de libros o clases de refuerzo escolares.

Normas
Entra en El País para participar