ACS fortalece el plan de sostenibilidad

El grupo alinea sus políticas ambientales, sociales y de gobernanza con los ODS de la ONU

Parque eólico Las Tadeas
Parque eólico Las Tadeas, en Palencia, construido y operado por Cobra.

Los directivos de ACS son conscientes de que los inversores prestan cada vez más atención a la evolución no financiera de la compañía. Por eso, en la última junta general de accionistas, celebrada en mayo, Florentino ­Pérez, presidente de la contratista internacional más grande del ­mundo, dedicó una parte importante de su discurso a reseñar los avances hechos por el grupo en materia de sostenibilidad a lo largo de 2020.

Así, en lo que concierte al impacto de sus operaciones sobre el medio ambiente, destacó que la compañía ha reducido sus emisiones totales, tanto directas como indirectas, en casi un 20%, “reafirmando nuestros objetivos globales en la eficiencia energética y la lucha contra el cambio climático”, aseveró.

Reconocimiento

El desempeño ambiental y social de ACS ha sido reconocido por Dow Jones, que en noviembre pasado volvió a incluir al grupo en su índice mundial de sostenibilidad.
Dos filiales cotizadas de la compañía también han sido listadas en distintas variantes del índice: la contratista alemana Hochtief y la australiana Cimic.

En el área social, han aumentado un 53,8% el gasto medio por empleado en seguridad y salud laboral, hasta alcanzar los 1.197 euros, lo cual se ha visto reflejado en la disminución de los índices de siniestralidad. Igualmente, han profundizado en la política de diversidad de género: actualmente, la plantilla femenina supera el 40% del total de empleados.

En este punto, Pérez expresó su especial satisfacción por el hecho de que 10.050 trabajadores del grupo, el 5,6% del total, pertenecen a colectivos vulnerables: personas con discapacidad, en riesgo de exclusión social, víctimas de violencia de género o terrorismo...

La plantilla femenina ya supera el 40% del total de empleados

Por último, el grupo ha reforzado su modelo de gobernanza adaptando sus reglamentos y políticas al nuevo Código de Buen Gobierno de las sociedades cotizadas. Con estos logros, ACS ha cumplido la mayoría de metas que se fijó hace cinco años y ahora prepara el Plan Estratégico de Sostenibilidad 2021-2025, que estará alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU.

53 millones de euros en I+D, 253 proyectos y dos nuevas patentes

Planta fotovoltaica de Galisteo
Planta fotovoltaica de Galisteo en Sartalejo (Cáceres), construida por Cobra, filial de ACS.

• La crisis sanitaria no ha impedido que ACS mantenga su apuesta por la I+D+i. En 2020, el grupo destinó 53 millones de euros a investigación, desarrollo e innovación, lo que representó un incremento del 41% con respecto a 2019.

• Prueba de su interés por incorporar avances tecnológicos que mejoren sus procesos, ACS tiene abiertos 253 proyectos de investigación y registró en 2020 dos patentes, elevando su cartera de invenciones protegidas a 59 en 10 años.

• A través de alianzas con centros tecnológicos y universidades, la compañía ha desarrollado 66 proyectos específicos de innovación vinculados con la sostenibilidad como parte de su compromiso en este ámbito.

Normas
Entra en El País para participar