Banca

Roldán (AEB): "El daño de hacer públicos los expedientes que abre la CNMC es irrecuperable"

El presidente de la patronal bancaria vaticina una nueva crisis de solvencia si no se controla la banca en la sombra. "El sistema financiero parece adentrarse, de la mano de la banca, en la sombra, en una etapa de peligrosa anarquía y desorden" explica

El presidente de la AEB, José María Roldán, ha defendido, como es lógico, la actuación de la banca en la concesión de los créditos comercializados con avales del ICO y ha aprovechado para criticar la política de transparencia de las Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) al hacer públicos los expedientes que abre. El "daño reputacional" que se inflige al investigado cuando se airea la apertura de un expediente por parte de Competencia resulta "irrecuperable" porque se produce la llamada "pena del telediario", ha declarado el representante de los bancos el curso de verano de la UIMP en Santander, organizado por la Apie y BBVA.

Así respondía Roldán a la actuación de la CMNC por la apertura del expediente sancionador contra Santander, Sabadell, CaixaBank y Bankia el pasado 19 de junio por haber supeditado supuestamente la financiación a otros productos o servicio.

El exdirector general del Banco de España recordó que la banca ha realizado un millón de operaciones en "circunstancias extraordinarias" y "tremendamente difíciles en unos pocos meses". Tras ello, precisó que lo que ha comunicado la CNMC es la apertura de un expediente, lo que no prejuzga su resolución final, a lo que ha añadido que está convencido de que "los bancos de la AEB lo han hecho bien y que así se demostrará".

"Le estás haciendo un daño al administrado que no vas a poder resarcir pase lo que pase. Cuando en el pasado me he enfrentado a este tipo de situaciones, siempre he sido partidario de mantener la discreción en la apertura de expedientes. Sé que en el ámbito de la competencia no es así y probablemente existirán unos motivos para que no sea así, pero es verdad que ese daño reputacional es irrecuperable", insistió.

Roldán recordó su pasado como director general de Regulación y Estabilidad Financiera en el Banco de España al explicar que se sentía "tremendamente incómodo con hacer públicas
las aperturas de expedientes sancionadores porque el daño reputacional que se produce, la pena de telediario que se produce con la apertura de un expediente sancionador, es irrecuperable".

Sobre el nuevo empeoramiento de la reputación de la banca, el directivo señaló que el sector aspira a estar "siempre por encima de la excelencia", de ahí que esté en marcha una iniciativa sectorial para explicar lo que ya está haciendo y evaluar las actuaciones que la banca va a poner en marcha en su intención de "mejorar permanentemente".

El objetivo es que la banca firme en las próximas semanas un protocolo sectorial de buenas prácticas, con ocho puntos encaminados a mejorar la imagen del sector, y sobre todo, evitar la exclusión financiera, según se recoge en el borrador del documento, adelantado por Cinco Días.

El presidente de la AEB también aseguró que, pese a lo previsto al iniciarse la pandemia del Covid, los bancos no deberán llevar a cabo "un tsunami" de provisiones, ya que los impagados no alcanzarán los porcentajes previstos al comienzo de la crisis sanitaria y económica.

Aunque la pandemia parece que no va a tener los nefastos efectos previstos inicialmente, Roldán analizó otra posible crisis que lleva tiempo amenazando al sector, los efectos de la banca en la sombra. El responsable de la patronal del sector advirtió de que el desplazamiento de actividad desde los bancos hacia el "sistema financiero en la sombra" puede estar aumentando los riesgos de inestabilidad financiera, incluso la probabilidad de otra "crisis sistémica".

Roldán reflexionó, de qué sirve haber hecho a los bancos más seguros desde el punto de la vista de la solvencia y la liquidez, "si estamos desplazando riesgos a una parte del sistema financiero peor regulada y supervisada".

Ha alertado de que ese desplazamiento de actividad de los bancos al "sistema financiero en la sombra" puede llevar, incluso, a que aparezca otra crisis sistémica por "la presencia de pseudobancos fuera del perímetro regulatorio".

"El sistema financiero parece adentrarse, de la mano de la banca, en la sombra, en una etapa de peligrosa anarquía y desorden", explicó. "De poco sirven regulaciones y supervisiones rigurosas, prolijas y severas del sector bancario, si la actividad en áreas del sistema financiero en la sombra, que en la actualidad es superior a la actividad de la intermediación bancaria regulada, la llevan a cabo operadores sometidos a una menor exigencia regulatoria y a una supervisión más liviana o lejana, por no decir inexistente", sentenció. Y añadió que en este nuevo mundo financiero "el sector bancario lleva las de perder" y, por ejemplo, los bancos deben compartir sus clientes con los nuevos operadores de pago, pero las big techs no están obligadas a compartir esos datos. 

Normas
Entra en El País para participar