Comparte el almacenamiento de Google One.
Comparte el almacenamiento de Google One.

Cómo compartir tu espacio en la nube de Google One con el resto de miembros de la familia

Reparte los gigas que tienes libres.

Desde el pasado 1 de junio Google Fotos no permite subir ningún contenido a su servicio en la nube si no tenemos espacio libre para utilizar. Ya sea de esos 15GB que nos regalan por tener cuenta de Gmail, o del espacio que hayamos comprado a través del servicio Google One, que es el que nos permite disponer de 100 ó 200GB o 2TB por unos precios más o menos asequibles: 1,99, 2,99 y 9,99 euros al mes, respectivamente.

Ahora bien, si además de vosotros sois más miembros en la familia de Google, recordad que no es necesario comprar espacio para cada uno de los que participan en esa organización familiar ya que los de Mountain View tienen una opción que nos permite compartir esos gigas que ya estamos pagando. Se trata de una posibilidad bastante cómoda para regalarles a nuestros hijos, por ejemplo, que almacenen sus fotos y vídeos, o documentos y archivos del colegio en Drive.

¡Qué bonito es compartir!

Así que si eres de los que no quiere pagar más suscripciones adicionales y tiene una familia de Google ya creada (importante este detalle), debéis saber que Google One tiene una función específica para activar ese reparto de espacio en la nube y que no se lleva a cabo a través de un sistema de cuotas sino a demanda: es decir, cuando alguien necesita subir algo, ocupa ese lugar sin mirar si ha superado algún límite personal o no. Es más, de momento, ese control tan preciso no se puede realizar en cuentas estándar.

Comparte el almacenamiento de Google One.
Comparte el almacenamiento de Google One.

Para activar ese modo de espacio en la nube compartido, tenéis que ir a la página de Google One y buscar el engranaje de los "Ajustes" del servicio. Suele aparecer en la parte izquierda de la pantalla, donde os señalamos justo encima. Os aparecerán una serie de opciones pero nos quedamos con la de "Gestionar ajustes de familia". En un primer momento esta función estará contraída así que pulsamos en la flecha para que se despliegue.

Aparecerán dos opciones más y nos quedamos con la de "Compartir Google One con familiares", lo que permitirá al resto de miembros empezar a llenar la nube con sus cosas a partir de ese instante. Obviamente, es importante llevar un control de todo lo que van almacenando, por si vuestros servicios se ven afectados, sobre todo en aquellos que hacen un uso intensivo del cloud, como es Google Fotos o Drive cuando se trabaja sobre ella prácticamente a diario.

Normas
Entra en El País para participar