Los eurobonos irán restando brillo a los alemanes con el tiempo

A medida que la UE siga financiando su plan de recuperación, el mercado de eurodeuda será más líquido

Los inversores acudieron el martes en masa a la primera emisión del programa de financiación conjunta de la Unión Europea por valor de 800.000 millones de euros. Pero el rendimiento, más alto que el de la deuda alemana equivalente, significa que los bonos comunes de la UE aún no son el activo más seguro del bloque. Eso cambiará con el tiempo.

La demanda del papel, a 10 años, el primero emitido como parte del plan de recuperación pospandemia, fue de casi un récord de 142.000 millones de euros. El bloque ofreció 20.000 millones de deuda, el doble de lo que había previsto inicialmente, a un rendimiento del 0,06%. Esta cifra es 30 puntos básicos más alta que el bono del Estado alemán equivalente, que rinde -0,24%.

Esto implica que los bonos de la UE no son tan sólidos como los de Berlín. Ello puede resultar decepcionante para los responsables políticos que han presionado por un “activo seguro” común europeo, que podría ayudar a romper el vínculo entre los bancos con problemas y los Gobiernos, al tiempo que fortalece la posición internacional del euro.

Hay dos razones principales para el mayor rendimiento. En primer lugar, la UE no es un Estado soberano sino una entidad supranacional. Los bonos están respaldados por el presupuesto de la UE, que los países deben pagar incluso si, como Gran Bretaña, deciden irse. Pero sigue existiendo la posibilidad de una salida desordenada.

El segundo elemento es la liquidez. El programa de la UE se extiende hasta 2026, lo que implica unos 150.000 millones de euros de nueva deuda al año. Eso es aproximadamente la mitad de la cantidad que espera vender Berlín en 2021, que se suma al casi 1 billón de euros de bonos existentes. El menor tamaño del mercado de la UE, que hace más difícil vender a buen precio, implica que los inversores exigen un tipo de interés más alto.

Ambos elementos cambiarán. A medida que Bruselas siga financiando su Plan Marshall pandémico, el mercado de deuda de la UE se hará más profundo, erosionando la prima de liquidez. Además, si el plan de recuperación ayuda a los Estados miembros a salir de la crisis actual, aumentará la confianza de los inversores en el proyecto de la UE.

El bono emitido el martes ya cotiza con un descuento respecto a la media ponderada de los pagarés de la UE, que según los operadores ronda el 0,15%.

Reducir la diferencia de rendimiento requiere tiempo y un compromiso político duradero. Pero, con el tiempo, los bonos comunes de la UE restarán brillo a los alemanes.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías