Orange retira las salidas forzosas de su ERE: las bajas serán voluntarias

Ambas partes retomarán las negociaciones la próxima semana

Orange retira las salidas forzosas de su ERE: las bajas serán voluntarias

Cambio de relevancia en torno al expediente de regulación de empleo (ERE) de Orange España. La compañía ha ofrecido hoy la voluntariedad como criterio único de adscripción. Es decir, no habrá bajas forzosas.

La operadora, no obstante, mantendrá el derecho de veto con el objetivo de cumplir con las necesidades de transformación de la compañía, según señalan fuentes sindicales, que apuntan a la oposición de la plantilla y a las movilizaciones como claves para el cambio en el ERE. Ambas partes se tomarán unos días para volver a negociar sobre el plan a partir de la semana que viene.

Ahora todo dependerá de las condiciones finales para las bajas. A final de la pasada semana, Orange ya introdujo distintas mejoras. Entre ellas destaca el aumento de las indemnizaciones a los afectados, ampliadas a 49 días por año trabajado, con excepción de los incorporados desde 2018, y mayores de 65 años que se quedan en los 20 días. La teleco mantiene el tope de 24 mensualidades y la definición del salario regulador.

A su vez, las prejubilaciones subirán las rentas hasta el 85% neto del salario fijo hasta los 61 años más las cotizaciones sociales hasta los 63 años.

En este sentido, los sindicatos han solicitado que, como mínimo, se añada al cálculo el variable para que la plantilla que se adscriba no tenga una penosidad económica excesiva y que se alargue el pago de rentas hasta los 63 para que no haya un período sin ingresos entre el fin de rentas y la prejubilación.

El número total de afectados por el ERE podría bajar de 485 a 455. Esta reducción estaría ligada a un acuerdo con la empresa en torno a personal de Orange España que pudiera pasar a la nueva compañía creada para agrupar el negocio de torres de telefonía móvil.

Normas
Entra en El País para participar