La cumbre de líderes del G-7 arranca abogando por evitar los errores de la otra crisis y por una fiscalidad global

Los líderes de Reino Unido, Francia, Italia, Alemania, Japón, Canadá y Estados Unidos se reúnen al sur de Inglaterra, donde ratificarán el apoyo a un impuesto mínimo de Sociedades

Los líderes mundiales y comunitarios reunidos en la cumbre del G-7 de este fin de semana.
Los líderes mundiales y comunitarios reunidos en la cumbre del G-7 de este fin de semana.

Los líderes de las siete principales economías del planeta (Reino Unido, Francia, Italia, Alemania, Japón, Canadá y Estados Unidos han arrancado este viernes una cumbre de tres días, celebrada en Cornualles, al sur de Inglaterra, que se busca poner la primera piedra de un nuevo modelo de tributación global para las multinacionales y que se ha inaugurado con un llamamiento a evitar los errores cometidos en la crisis financiera del 2008.

Esta última reflexión ha sido verbalizada por el anfitrión del encuentro, el primer ministro británico, Boris Johnson, que conminó a todos a evitar los tropiezos cometidos en la Gran Recesión así como a aprender las lecciones que va dejando la crisis del Covid-19.

"Necesitamos aprender de la pandemia, asegurarnos de que no repetimos algunos de los errores que sin duda hemos cometido en los últimos 18 meses", dijo Johnson, según recoge Efe, en presencia de sus homólogos.

Y agregó que los países tampoco pueden permitirse cometer los mismos fallos que en la gran recesión de 2008, "cuando la recuperación no fue uniforme por todas las partes de la sociedad".

La cumbre del G7, que comienza hoy y se alargará hasta el domingo, ha puesto fin a más de un año sin grandes reuniones globales por causa del estallido de la pandemia de la covid-19.

Johnson, de anfitrión, dio la bienvenida a los dirigentes de los países más desarrollados, más la Unión Europea (UE), a quienes se felicitó por ver finalmente en persona: "No puedo decir hasta qué punto marca una diferencia".

En la cumbre, los líderes deberán dar respuestas a algunos de los problemas más acuciantes del planeta, desde la vacunación al cambio climático.

El primer ministro británico se mostró convencido de que tras "la pandemia más penosa que nuestros países han conocido en nuestras vidas", era necesario que este tipo de reuniones presenciales se reanuden.

Para Johnson, existe el potencial para "rebotar muy fuerte" tras la covid y hay "muchas razones para el optimismo", pero para ello no se deberá volver a caer en los errores de 2008.

"Lo que corre peligro de convertirse en una cicatriz duradera es que las desigualdades se enquisten", dijo, por lo que la recuperación debe pasar por que las sociedades crezcan de forma equilibrada.

Los líderes estarán reunidos en un hotel y en un castillo de Cornualles, y contarán con la presencia del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en su primera salida al exterior desde que asumió el poder, como gran novedad entre los presentes.

Biden, que ya se entrevistó con Johnson un día antes y que durante su gira europea se entrevistará también con el presidente español, Pedro Sánchez, el próximo lunes, tiene varios objetivos para su viaje.

El principal es dar el impulso final a la fijación de un tipo mínimo de Sociedades para las multinacionales en todo el planeta, acuerdo que los ministros de Finanzas del G-7 ya sellaron el pasado fin de semana y que con el aval de esta cumbre de líderes será defendido ya ante el G-20 y la OCDE.

Normas
Entra en El País para participar