'fintech' española

Gibobs Allbanks ayuda a particulares y empresas a acceder a la mejor financiación

La compañía ofrece, entre otros productos, una hipoteca verde, que incluye el coste de instalación de las placas solares y otros elementos de sostenibilidad en la vivienda en la propia hipoteca

Óscar Bañó y Jorge González-Iglesias, cofundadores de Gibobs Allbanks.
Óscar Bañó y Jorge González-Iglesias, cofundadores de Gibobs Allbanks.

Arrancó en 2018 bajo el nombre de Hipoteca Primero, como una empresa especializada en ayudar al cliente a encontrar la mejor financiación para comprar una vivienda. Ahora, tres años después, la fintech se refunda, pasa a llamarse Gibobs Allbanks y arranca con un objetivo mucho más ambicioso: cuidar la salud financiera de los particulares y empresas y ayudarles a acceder a los  productos y servicios financieros más adecuados a sus objetivos y con las mejores condiciones según sus necesidades.

La compañía, creada por Óscar Bañó, ex director global del área de Riesgos en BBVA, y Jorge González-Iglesias, fundador de la empresa de carsharing Bluemove, tiene ahora conectados a su plataforma tecnológica a particulares, bancos y fondos de inversión alternativas, que, gracias a las herramientas de análisis de riesgo de Gibobs "están entrando en operaciones antes reservadas para una financiación más tradicional" e inmobiliarias y promotoras. Para final de año o principios de 2022 planean lanzar una versión para pymes.

Entre los servicios que ofrece a los particulares están una herramienta que les permite analizar su situación financiera real, conociendo cuales son sus ingresos y gastos, pero también sus activos y pasivos. "Les ofrece una foto fija de cuál es su salud financiera,que puede irse actualizando trimestralmente o anualmente, por ejemplo. Y esa foto se obtiene a partir de la información que el propio usuario facilita a la plataforma y de bases datos públicas y de bancos a los que nuestra herramientas se conecta", señala González-Iglesias.

Además, si el usuario tiene varios productos financieros contratados con diferentes bancos (un préstamo o una hipoteca, por ejemplo) podrá saber si son competitivos o no, pues podrá comparar los tipos de interés que tienen actualmente con la media de mercado y así saber en qué casos podría lograr unas condiciones mejores.

Los particulares también pueden obtener un scoring personalizado con el que pueden ver qué necesitan mejorar de cara a obtener las mejores condiciones de financiación. "Lo que buscamos es que los usuarios tomen decisiones financieras sabiendo la capacidad de riesgo que realmente tienen y no en base a un impulso de consumo", continúa el directivo, que destaca también el banco documental que ofrece la plataforma al particular: "Los usuarios pueden subir toda su información financiera sensible, que está totalmente encriptada y a la que solo ellos tienen acceso, aunque hay carpetas a las que sí tiene acceso nuestro equipo de análisis de riesgo, que son las que ellos crean para operaciones concretas, por ejemplo si solicitas una hipoteca".

Hipotecas verde

En cuanto a los productos financieros que ofrece Gibobs, su producto estrella son las hipotecas y las hipotecas verdes, aunque la compañía planea lanzar seguros y tarjetas de crédito. González-Iglesias destaca que la fintech permite paquetizar placas fotovoltaicas, aerotermia y otros elementos de sostenibilidad en la propia hipoteca y que el usuario pueda hacer su vivienda sostenible, "permitiéndole financiarlo a largo plazo a los tipos bajos de la hipoteca”.

Este producto, señala el directivo, se ha lanzado gracias a la colaboración con Iberdrola y otros partners del sector. "Este proyecto pionero permite que cada propiedad y cada cliente tengan al menos un plan de mejora de eficiencia energético incluyendo el coste de la instalación en el valor hipotecario. Antes, las personas no se atrevían ni a preguntar por la energía solar. Ahora, la mayoría lo ven una necesidad, y faltaba una solución que facilitase el acceso a esta energía", señala Bañó.

Todos estos servicios son gratuitos para los usuarios. “Cuando necesiten financiación, nosotros les encontraremos de manera imparcial la mejor oferta según sus necesidades. Y si deciden seguir adelante y aceptarla, la entidad financiera será quien nos pague”, aclara el directivo, que asegura que la idea es poder hacer el seguimiento de la salud financiera de los usuarios, de forma continuada, “incluso después de haber cerrado una operación”.

El usuario solo debe hacer un pequeño depósito en algunos de los productos financieros, por ejemplo las hipotecas, pero después se descuenta de la tasación. "Por eso, realmente el coste es cero, pero es la forma de pedir cierto compromiso por parte del usuario, pues el tipo de acompañamiento y de análisis que hacemos, y la negociación con los bancos, requiere muchas horas por parte de nuestro equipo", dice el ejecutivo.

Gibobs quiere ser un aliado para las entidades financieras, las inmobiliarias y las promotoras. “Los bancos verán agilizado y simplificado el acceso a sus productos financieros de clientes empoderados y a medida, porque nuestra tecnología permite hacer un match, y las inmobiliarias y las promotoras encontrarán en nuestra plataforma un valor diferencial para su negocio”. Y es que, según explica González-Iglesias, la fintech española es un "motor de venta para estas compañías, porque permiten analizar el riesgo de la persona a la que van a vender o alquilar una vivienda. Así, de manera automática (y con la autorización de los usuarios), van a poder saber qué casa pueden alquilar y cuál pueden comprar, lo cual hace mucho más eficiente el trabajo de las inmobiliarias y las promotoras".

Financiación alternativa a promotoras

La plataforma permite, además, tramitar las hipotecas y otros préstamos si hicieran falta, y ofrece financiación alternativa a las promotoras, sobre todo para préstamo suelo, conectando a los  partners de Gibobs con bancos, aseguradoras y fondos de inversión alternativa a través de su plataforma tecnológica.

La fintech, que acaba de cerrar una ronda de financiación de 3,5 millones, con apoyos del mundo startup, bancario e inmobiliario, de un family office español y un fondo de inversión americano, planea cerrar otra ronda de 20 millones a principios de 2022 para invertir en tecnología, en el vertical para pymes, en fortalecer el equipo (actualmente son unas 30 personas) y para su internacionalización, pues aseguran que quieren ser una empresa global.

Su consejo de administración está compuesto por Alfredo Goyanes, inversor y empresaria; Juan de Antonio, CEO y fundador de Cabify, y Salvador García Andrés, CEO y fundador de Ebury. También cuenta como consejeros asesores con Salvador García-Atance, fundador de AB Asesores y Santiago Aguirre, fundador y presidente de Savills Aguirre Newman.

Entre las entidades financieras con las que trabaja la fintech están Caixabank, Bankinter, Sabadell, Abanca, Ibercaja, Deutsche Bank España, Liberbank y Evo. También están presentes Agora, Aliseada, Century 21, Acciona, Neinor e Iberdrola Inmobiliaria, Remax España o Sotheby's, entre las inmobiliarias y promotoras.

Normas
Entra en El País para participar