Cómo ahorrar con la nueva factura de la luz

Habrá tres tramos horarios y solo los consumidores más eficientes conseguirán reducir el coste del recibo

Recibo luz

El nuevo modelo de factura eléctrica para los consumidores que están en el mercado regulado (PVPC, Precio Voluntario al Pequeño Consumidor), unos 10,7 millones de usuarios, entró en vigor el 1 de junio y tiene como fin fomentar el ahorro energético, la eficiencia, el autoconsumo y el despliegue del vehículo eléctrico.

De este modo, la nueva estructura tarifaria aplica en el recibo de la luz discriminación de precios a todos los consumidores y tres periodos de tarificación horaria. En concreto, de las seis tarifas actuales que tienen los consumidores domésticos se pasará a una sola. Los suministros conectados en redes de tensión no superior a 1 kV con potencia contratada inferior o igual a 15 kW (incluye la mayoría de clientes y prácticamente todos los hogares) tendrán el peaje 2.0 TD.

¿Qué tiene que hacer el consumidor?

El consumidor doméstico no tiene que elegir peaje ni cargo, sino que deberá ir adaptando sus potencias contratadas y sus pautas de consumo a los nuevos periodos horarios. Por defecto, su potencia en cada periodo es la que tiene contratada actualmente y puede modificar dos veces las potencias este año.

Además, los consumidores domésticos podrán contratar dos potencias diferentes: una para los periodos punta y llano y otra para el periodo valle. De esto se pueden beneficiar, sobre todo, los usuarios que dispongan de un coche eléctrico, ya que pueden efectuar una recarga más rápida sin tener que contratar otro punto de suministro.

¿Cuáles son los tramos horarios?

Los tramos horarios son tres: punta, llano y valle. El más caro (hora punta) será por la mañana, entre 10 y las 14 horas y por la tarde-noche entre las 18 y las 22 horas. El precio medio (hora llana) será por la mañana de 8 a 10, por la tarde de 14 a 18 y por la noche de 22 a 24 horas. El más barato (hora valle) será entre las 0 y las 8. Todos esos horarios se aplicarán en la Península, Islas Baleares y Canarias, según la CNMC. En Ceuta y en Melilla, los periodos empiezan y terminan una hora más tarde, excepto en el caso del periodo llano en el tramo de 23 a 24 horas.

De este modo, si se pone una lavadora a las 9 de la mañana será más barato que si se hace en hora punta. Además, se consideran periodo valle los sábados, los domingos, el 6 de enero y los días festivos de ámbito nacional, definidos como tales en el calendario oficial del año. Se excluyen tanto los festivos sustituibles como los que no tienen fecha fija.

¿Qué pasará con el precio del contrato de suministro?

Para los consumidores que están en el mercado regulado (PVPC), los comercializadores aplicarán los nuevos peajes y cargos por periodos horarios automáticamente. Por otra parte, si se está en el mercado libre, el comercializador deberá adaptar el precio del contrato para trasladar la variación del componente regulado de la factura, pero puede decidir la forma en cómo lo traslada. El comercializador deberá comunicar estos cambios al consumidor con la suficiente antelación y de forma clara y transparente.

El operador del sistema eléctrico español, Red Eléctrica de España (REE), publicará cada día a las 20.15 en la web de eSios y en la app redOS los precios horarios de la electricidad del día. Estos precios horarios se aplicarán sobre el término energía (consumo horario real) de la factura de los consumidores acogidos al PVPC.

¿Qué son los peajes eléctricos?

Cómo ahorrar con la nueva factura de la luz

Los peajes que pagan todos los consumidores recogen una serie de costes del sistema y representan aproximadamente la mitad de la factura de la luz. Estos recogen por un lado los costes de distribución y transporte del sistema. A ello se suman otros cargos (pagos relacionados con otros aspectos regulados del sistema), que hasta ahora se incluían como peajes, pero que la UE ha obligado a diferenciar.

El resto del recibo lo constituyeN los impuestos (alrededor del 20%) y la energía consumida (entre el 30% y el 40%).

¿Cómo ahorrar con el nuevo recibo?

Siempre entendiendo que el comercializador adapta sus contratos a los tramos de los nuevos peajes y cargos, el consumidor puede obtener ahorros en su factura ajustando la potencia de punta y valle a la nueva estructura de peajes y cargos; evitando encender varios aparatos a la vez; si tiene acumuladores nocturnos, aumentando la potencia contratada en el periodo de valle para cargar en un periodo más corto o cargando el coche eléctrico por la noche.

Según la CNMC, evitar el encendido de todos los aparatos a la vez podría inducir un ahorro de entre 200 y 300 euros anuales para un consumidor con alto equipamiento eléctrico, si ajustara la potencia contratada en punta.

Competencia también destaca que la plancha es uno de los electrodomésticos que más potencia demanda y de los más fáciles de desplazar. Así, señala que planchar en periodo llano en lugar de en punta supondría un ahorro de 38 euros al año.

¿Por qué se aplica este cambio?

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico subraya que a través de esta estructura tarifaria se pretende incentivar el traslado del consumo eléctrico desde las horas de máxima demanda eléctrica a otras en las que las redes de transporte y distribución se encuentran menos saturadas, lo que reducirá la necesidad de acometer nuevas inversiones en dichas infraestructuras.

Los usuarios son los que sufragan este tipo de infraestructuras mediante la factura eléctrica y con este método afrontarán menores costes. De hecho, los que trasladen su consumo hacia las horas llanas y valle, las de menor demanda, conseguirán un mayor ahorro en su factura.

No obstante, el nuevo recibo de la luz mantendrá una parte fija de los cargos para lograr un equilibrio con otras prioridades de política energética, según la cartera que dirige Teresa Ribera. Permanece el incentivo para la electrificación de usos finales de energía.

Normas
Entra en El País para participar