La francesa Accor se convierte en la primera gran cadena hotelera en invertir en Benidorm

Abrirá una reforma integral de un hotel de 186 habitaciones a finales de este año

Recreación de la piscina del futuro hotel Mercure en Benidorm.
Recreación de la piscina del futuro hotel Mercure en Benidorm.

El gigante francés Accor, la séptima hotelera del mundo con 5.100 hoteles en 110 países, se ha convertido esta mañana en la primera gran cadena intenacional que ha anunciado su entrada en Benidorm, un destino vacacional masificado, en el que hasta ahora ninguno de las empresas en el top 100 mundial había optado por entrar.

El grupo francés inagurará a finales de 2021 la reforma integral que se ha realizado sobre el antiguo hotel Benilux Park que servirá para reposicionar el activo. De este modo pasará de contar con 216 a 186 habitaciones y la categoría del hotel se elevará de tres a cuatro estrellas superior. Para este proyecto icónico, Accor ha escogido la marca Mercure, que según su propia definición, es la que prima “la experiencia local y la restauración”.

De hecho, la reforma ha incluido un jardín mediterráneo y un huerto ecológico en el jardín del hotel, que proveerá al restaurante del complejo, que se llamará Malaspina. Mercure cuenta en la actualidad con 875 hoteles en 61 países y en España tiene diez en la actualidad, de los que dos están en Madrid y uno en Barcelona, La Rioja, San Sebastián, Bilbao, Badajoz, Tarragona, Algeciras y Lugo.

Accor explotará el hotel, propiedad del grupo familiar Maracaibo, en régimen de franquicia. “Este modelo es el que mayor potencial de crecimiento presenta en estos momentos en España”, recalcan, desde la consultora PHG, que ha seleccionado la franquicia hotelera y llevará a cabo la gestión del activo tras su apertura.

Benidorm es el cuarto destino de España en pernoctaciones hoteleras. En 2019, el último año antes de la pandemia, sumó 16,2 millones de estancias, solo por detrás de Madrid (22,6 millones), Barcelona (22,1 millones) y San Bartolomé de Tirajana (17,2 millones. El municipio alicantino, pese a tener solo una población de 70.000 habitantes, cuenta con una planta hotelera de 140 inmuebles y 40.000 plazas disponibles.

Normas
Entra en El País para participar