Turismo

El grupo hotelero francés Accor planea reducir 1.000 empleos en todo el mundo

En el primer semestre ha registrado unas pérdidas de 1.512 millones de euro

El consejero delegado del grupo hotelero Accor, Sébastien Bazin.
El consejero delegado del grupo hotelero Accor, Sébastien Bazin.

El grupo hotelero francés Accor anunció este martes que planea reducir 1.000 empleos en todo el mundo, de un total de 18.000, tras haber registrado en el primer semestre una pérdida de 1.512 millones de euros, frente a los 141 millones de beneficio en el mismo periodo del año anterior.

Esas supresiones afectarán a los trabajadores directamente empleados por el grupo, que incluyen cadenas como Ibis, Sofitel o Pullman, indicó a EFE una portavoz de Accor, según la cual la reducción tendrá lugar en su mayor parte de aquí a 2021 pero todavía no se han precisado los países afectados.

Esa medida se incluye dentro de un plan de ahorro que aspira a rebajar en 200 millones de euros sus gastos fijos para el año 2022 como resultado del impacto de la pandemia de coronavirus.

Su facturación de enero a junio se situó en los 917 millones de euros, un 52,4% menos que en el primer semestre de 2019, añadió la compañía en un comunicado donde achacó estos resultados al impacto de la crisis sanitaria.

Por sectores, el volumen de negocios de sus servicios hoteleros retrocedió un 52,4%, hasta los 650 millones, mientras que el de los activos inmobiliarios disminuyó un 54,4%, hasta los 237 millones de euros.

La facturación de sus "nuevas actividades", que incluyen servicios de conserjería, alquiler de residencias de lujo, ventas privadas de estancias y servicios digitales para hoteleros, cayó un 40,3%, hasta los 46 millones.

El RevPAR del grupo, que corresponde al ingreso medio por habitación disponible, anotó una caída global del 59,3% en el primer semestre, un porcentaje que llegó al 88,2% solo en el segundo trimestre. En Europa, ese baremo sufrió una caída del 62,1% en el primer semestre, con retrocesos del 60,4% en Francia o del 68,7% en España, mientras que en Asia-Pacífico el RevPAR bajó un 54,7%, en América del Norte, Central y el Caribe un 64,3% y en la del Sur un 52,4%.

"El golpe que ha sufrido nuestra industria no tiene precedentes y es de una violencia inédita. (...) Hemos dejado atrás sin duda el pico de la crisis, pero la recuperación será progresiva", añadió en la nota el consejero delegado, Sébastien Bazin.

Normas
Entra en El País para participar